Publicidad
"Si amaina la desconfianza, muchos proyectos podrán salir del cajón"

"Si amaina la desconfianza, muchos proyectos podrán salir del cajón"

ACTUALIDAD IR

Ampliar imagen
D.L.M. | 21/06/2021 A A
Imprimir
"Si amaina la desconfianza, muchos proyectos podrán salir del cajón"
Economía La responsable de compras y aprovisionamiento de Miguélez, Cristina González, repasa la situación del mercado de materias primas
Miguélez es una de las industrias más emblemáticas de la provincia. Su reconocimiento a nivel internacional la sitúan como una de las bazas empresariales leonesas, pero como tal no es ajena a la compleja situación del mercado de las materias primas, especialmente del cobre.

– ¿En qué momento se constata el incremento de los costes en las materias primas?
– El inicio de la escalada no ha sido uniforme. Las primeras alarmas provienen de los productores asiáticos cerrados durante el primer trimestre de 2020. Comienza a apreciarse un encarecimiento de los fletes marítimos, y retrasos e incertidumbre en los plazos. La onda expansiva se deja sentir con mayor virulencia en los mercados europeos a finales de año debido a fuertes tensiones inflacionistas y a anuncios de ciertas carencias. Faltan materias primas fundamentales para los procesos productivos, y los stocks disponibles comienzan a subastarse. Además, la pujanza de la economía de otros territorios se ha antepuesto a la UE acrecentando el problema en nuestro entorno.

Los problemas de escasez y escalada de los precios se generalizan a finales de 2020, como dije, pero se vuelve crítica durante los primeros meses del 2021.

– ¿Cómo afecta esto a Miguélez?
– Naturalmente hemos tenido que adaptarnos a los nuevos precios del mercado tratando de absorber los extra-costes en la medida de lo posible. Por el momento mantenemos el servicio habitual en todos nuestros puntos de venta, con alguna excepción en los mercados iberoamericanos donde se hace difícil asegurar plazos por la falta de buques portacontenedores.

Lo más preocupante actualmente son las subidas acumuladas del mineral de cobre en los mercados internacionales –¿Qué materiales son los que más se han encarecido?
– Lo más preocupante actualmente son las subidas acumuladas del mineral de cobre en los mercados internacionales. En lo relativo a la fabricación de cables eléctricos, todos los materiales involucrados en la composición de los aislamientos (resinas de PVC, colorantes, retardantes, etc.) han sufrido incrementos. En estos casos parece que la escasez de algunos derivados del petróleo es la causa subyacente.

–¿Hasta dónde ha llegado esa subida?
– El cobre alcanzó por primera vez en su historia los 8800 €/Tm el mes pasado. En Miguélez opinamos que a medio plazo el precio del cobre seguirá alto. Las razones de fondo parecen estar justificadas: Existe la necesidad del producto y su demanda. La producción está limitada a las extracciones en pocas áreas geográficas. Respecto al resto de materiales, están sufriendo de igual modo alzas históricas con porcentajes de incremento no alcanzados con anterioridad, incrementándose alguno de ellos casi un 50% en el último semestre.

– ¿Qué medidas han tomado?
– Se han recompuesto los programas de compra aumentando los ‘stocks de seguridad’ de los materiales más sensibles. En el departamento de compras estamos realizando un esfuerzo importante de prospección de nuevos productores. De seguir así la situación, algunos procesos industriales eliminados de nuestro sector productivo por la caída de la demanda durante la crisis o la presión de la competencia exterior volverán a reabrirse para responder a la demanda.

El día a día es vertiginoso, lo que es cierto por la mañana está obsoleto por la tarde– ¿Cómo afecta esta situación a la rentabilidad del sector?
– El día a día es vertiginoso, lo que es cierto por la mañana está obsoleto por la tarde. Los aumentos de nuestra principal materia prima son conocidos por la distribución, pero la correa de transmisión de las actualizaciones de precios se muestra torpe e insuficiente.

Por otro lado, otras materias primas con menor peso en la composición de nuestro producto están igualmente afectadas. Por ejemplo, la madera de bobinas y carretes, las resinas de PVC, los transportes de las exportaciones, etc.

El incremento de todas estas variables es difícil de trasladar a la distribución. Hay una erosión encubierta de la rentabilidad que se ira haciendo visible de forma lenta y que permanecerá cuando los precios del cobre se estabilicen.

– ¿Qué cree que ha provocado este alza de los precios?
– La causa de esta subida parece estar influenciada por dos factores. Por un lado, la expectativa de un mercado inflacionista a medio plazo convierte a las materias primas básicas (petróleo, cobre) en un buen refugio para los mercados financieros. Y por otro, al adelanto de las agendas de descarbonización de la economía con el consiguiente esfuerzo de re-electrificación para priorizar las energías renovables. El cobre será clave para transportar la energía de los nuevos centros de producción, ya sea en altamar, en una cima ventosa o en un huerto solar. Cualquiera de ellos estará muy alejado de los centros de consumo en las grandes ciudades.

La movilidad eléctrica no se queda al margen de la necesidad de actualizar infraestructuras obsoletas. La industria europea del automóvil exige soluciones con agilidad.

– ¿Hay alguna posible solución?
– Necesariamente el tiempo de control de la pandemia es fundamental. Si se resuelve rápidamente y se recupera la confianza, los mercados tenderán a reequilibrarse. La oferta subirá y las tensiones en la demanda se relajarán. Sin embargo, si la situación de desconfianza persiste y los fondos de reactivación económica no son adecuadamente invertidos, muchos proyectos se quedarán en los cajones, habrá cierres empresariales que volverán a generar tensiones inflacionistas y un nuevo escenario negativo con consecuencias imposibles de predecir.

– ¿Cómo resumiría esta situación?
– La situación descrita parece amenazar a los intereses de nuestro sector, pero pertenecemos a un mercado maduro habituado a este tipo de contingencias. Miguélez está más preparado que nunca para responder con celeridad y certidumbre. Ante tanta volatilidad de precios y fluctuaciones de la demanda, la mejor manera de defenderse es afrontar el día a día con socios confiables. El ‘just in time’ (justo a tiempo) se hace más necesario que nunca y por eso, ofrecemos un stock completo y permanente de nuestros cables a dos horas, como máximo, de cualquier ubicación peninsular. No en vano contamos con la mayor red del almacenes de cable interconectados de mundo. Este es el mensaje de confianza que mandamos a los clientes.
Volver arriba
Newsletter