Publicidad
Semedo, de la enfermería al siete ideal

Semedo, de la enfermería al siete ideal

DEPORTES IR

El jugador de Abanca Ademar, Leandro Semedo. Ampliar imagen El jugador de Abanca Ademar, Leandro Semedo.
Alejandro Cardenal | 16/10/2021 A A
Imprimir
Semedo, de la enfermería al siete ideal
Balonmano / Liga Asobal La rápida puesta a punto del caboverdiano y su partidazo ante Bidasoa le han llevado a ser elegido mejor lateral izquierdo de la pasada jornada
No vivía Abanca Ademar su mejor momento antes de recibir al Bidasoa. Los de Manolo Cadenas recibían la visita del subcampeón todavía sin haber digerido la eliminación en la clasificación a la Liga EHF y después de encajar 39 goles, algo que los leoneses no sufrían en Asobal desde 2015, ante el modesto balonmano Nava.

Con semejantes antecedentes, la visita de los vascos amenazaba con hundir más aún a los ademaristas en este arranque de temporada, una situación ante la que se rebeló un Leandro Semedo que con 11 goles y 6 asistencias lideró el triunfo, lo que le ha valido para ganarse un hueco en el siete ideal de la última jornada de la Liga Asobal.

Ha resurgido como el ave fénix. El caboverdiano regresó a las pistas hace apenas dos semanas tras una de las lesiones más duras que puede sufrir un jugador de balonmano, la rotura del tendón de Aquiles, que le mantuvo en el dique seco desde el pasado mes de marzo, pero una vez recuperado y sin una pretemporada al uso, Semedo no ha querido especular y se ha puesto a las órdenes de Cadenas desde el primer momento.

Lo que en un principio parecía más un gesto para tratar de levantar el ánimo a una plantilla que estaba necesitada de alegrías, se ha convertido en un verdadero revulsivo que tuvo como guinda su recital ante Bidasoa.

El propio lateral, en una entrevista concedida esta misma semana a La Nueva Crónica, reconoció que las lesiones habían precipitado su vuelta al grupo y que no se encuentra todavía al 100%, pero incluso todavía en plena puesta a punto, su participación ha sido clave para lo que se espera que haya sido un punto de inflexión de los ademaristas, que el domingo ante Cuenca tratarán de mantener la buena imagen mostrada la última jornada.

Semedo ha vuelto pisando fuerte y quiere contagiar a todo el equipo la ilusión de alguien que tanto tiempo ha estado sin poder hacer lo que ama. Y Ademar lo ha notado.
Volver arriba
Newsletter