Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad
El paso lo marca el silencio en Valencia de Don Juan

El paso lo marca el silencio en Valencia de Don Juan

SEMANA SANTA IR

Salida de la procesión del Santo Entierro en la tarde de Viernes Santo en Valencia de Don Juan. | T.G. Ampliar imagen Salida de la procesión del Santo Entierro en la tarde de Viernes Santo en Valencia de Don Juan. | T.G.
T.G. | 03/04/2020 A A
Imprimir
El paso lo marca el silencio en Valencia de Don Juan
Sur de León Este año enmudecen las horquetas de la procesión del Santo Entierro en el Viernes Santo, declarado en 2018 de Interés Turístico Provincial
Hay un momento en la Semana Santa de Valencia de Don Juan que contiene la respiración a quienes lo viven. Es en Viernes Santo por la tarde, en la procesión del Santo Entierro, cuando de la Iglesia Parroquial de San Pedro salen los hermanos de la Hermandad de Jesús de Nazaret y se cubren la cara antes de arrimar el hombro al paso del Cristo Yacente. Con él arriba, comienzan a dar pasos lentos pero firmes al tiempo que el sonido de las horquetas golpeando contra el suelo hace eco en la plaza Mayor a pesar de estar siempre llena de gente. El olor a incienso, el tintineo de las luces de los velones, algunos pies descalzos, el riguroso luto de las Manolas… Todo este año será cosa de recuerdos porque la Semana Santa no podrá salir esta vez a las calles de Valencia de Don Juan, que sirven además en estas fechas para reencontrarse con quienes aprovechan del periodo vacacional para volver a la tierra.

No volverán este año los hijos del pueblo para disfrutar de su gente, ni de las procesiones, ni para ponerse al día con los coyantinos alrededor de un buen plato de bacalao a la molinera, ni para brindar con limonada. Si la Semana Santa en Valencia de Don Juan se reconoce por el silencio y la solemnidad de su Viernes Santo, más aún habrá este año. Tanto la citada Hermandad como la Cofradía de Nuestra Señora de los Dolores y la Soledad comunicaban, tras conocer el estado de alarma decretado por el Gobierno, la suspensión de unos días de Pasión que miran ahora a 2021 con la esperanza de poder celebrarlo con más fervor si cabe. Volverán por lo tanto el año que viene a sonar las cornetas en la cabecera de comarca del sur de León como también saldrá de nuevo la borriquilla en el Domingo de Ramos a hombros de decenas de portadoras. Saldrán en 365 días a la calle los cofrades y hermanos coyantinos como lo harán los miembros de la Banda de Música del municipio para ponerle armonía a la Pasión. Disfrutarán de su Viernes Santo como acostumbran, una jornada valedora de la declaración de Interés Turístico Provincial en 2018, en la que sí se celebrará la procesión del Encuentro y la del Santo Entierro. Volverá en 2021 a recorrer sola la dolorosa las calles de Valencia de Don Juan el día de Sábado Santo y lo hará acompañada en el Domingo de Resurrección. Volverán en la Pascua de 2021 a volar desde la plaza Mayor las palomas blancas como símbolo de esperanza, la misma que este año se queda en las casas de Valencia de Don Juan.
Volver arriba
Newsletter