Publicidad
Sebas Román: "No podemos ser tan egoístas como para dejar un planeta casi invivible"

Sebas Román: "No podemos ser tan egoístas como para dejar un planeta casi invivible"

CULTURAS IR

Sebas Román en una imagen de archivo. | MAURICIO PEÑA Ampliar imagen Sebas Román en una imagen de archivo. | MAURICIO PEÑA
Fulgencio Fernández | 18/05/2020 A A
Imprimir
Sebas Román: "No podemos ser tan egoístas como para dejar un planeta casi invivible"
Cultura El nombre de Sebas Román siempre se asocia con un artista que trabaja con material reciclado. Este domingo se celebró el Día del Reciclaje y este leonés de Castrotierra de la Valduerna ha creado una obra específica para esta celebración y también reflexiona sobre cómo tratamos nuestra naturaleza
Este domingo 17 de mayo, en el silencio que imponen los tiempos que vivimos, se celebró —o se debía de celebrar—el Día del Reciclaje. Cada vez que en León se habla de material reciclado se piensa en un artista, a la vez que paisano, Sebas Román, ya que trabaja con material reciclado, que de viejos ordenadores crea una ciudad, que con el mando de cualquier electrodoméstico hace una plaza de toros o una rotonda. Un tipo singular, tan especial como cercano, que no solo no ha dejado pasar sin pena ni gloria este día, sino que ha creado una pieza para conmemorarla (la que aparece en estas páginas).

–¿En el Día del Reciclaje ¿nadie mejor que Sebas Román para celebrarlo en el mundo del arte?
–No creas. Tienes a mucha gente que se dedica de una manera más profesional que yo, mi obra gira en torno al reciclaje, que es realmente de donde parte. Pero yo creo que es un día para pensar y para felicitar a todas las personas que lo llevan realizando toda la vida, esas personas que le buscan una nueva utilidad a los desechos, tanto los inorgánicos como los orgánicos.

–¿Qué pieza has hecho para conmemorar este día?
–Es una pieza completamente reciclada, hasta la mano de obra, puesto que fue desechada, y con el tiempo decidí resucitarla. Son ese tipo de piezas que se quedan en una carpeta, que sabes que son buenas pero tienen que madurar y tus ojos necesitan un reposo para poder contemplar la verdadera belleza.

–¿Para alguien que recicla, crea y trabaja a la vez, ¿qué significado tiene reciclar?
–Es una esperanza para las generaciones venideras, un ejercicio de responsabilidad como ser humano y algo que se tiene que tomar muy en serio, dar una oportunidad a las cantidades ingentes de basura que generamos es un ejercicio que todos deberíamos hacer, pues nos va la vida en ello, y la vida de nuestros descendientes. Todo el mundo dice que quiere lo mejor para sus hijos y esta es la única manera de demostrarlo.

–¿Cómo se ve esta idea desde el mundo rural dónde tu vives, en tu Castrotierra?
–Aquí esa conciencia siempre se tiene, no digo que se hagan las cosas bien, pero la gente elimina muchos desechos orgánicos con las mejores recicladores que existen, las gallinas, los perros, gatos, cerdos, patos …. ya sabes que no suele sobrar nada .

–¿Y los inorgánicos?
–El tema inorgánico ya hace un tiempo se instalaron centros de reciclaje en los ayuntamientos, funcionan peor no lo recogen a tiempo y eso da lugar a conflictos, pero todo se puede mejorar. Lo último que dijo la Junta es que pondrían un punto de recogida de escombros, en este último tema es donde peor se llevan las cosas, está fatal que algún irresponsable se dedique a tirar los desechos en cualquier camino o en el mismo monte, y espero que esta solución de la Junta funcione.

– La irrupción de esta pandemia ¿cómo acepta a temas como el reciclaje?, hay quien dice que ya nadie se acuerda de que usamos demasiados plásticos y temas similares.
–Es evidente que hay temas que se han impuesto por la actualidad;pero hoy en día es evidente que es uno de los temas que más nos preocupa y tenemos muchas voces que dicen que esta pandemia es el resultado del maltrato que estamos haciendo en el medio ambiente.

–También tiene una cara positiva, los índices de contaminación están mejor que nunca, en Madrid ven el cielo...
–La verdad es que me encanta ver el cielo azul sin estelas de aviones; por mi zona debe de ser un nudo de comunicaciones puesto que siempre se ven esas estelas que dejan, algo estamos haciendo muy mal para sucedernos estas barbaridades, esta vida es el resultado de un equilibrio muy frágil y cualquiera de nuestras acciones tienen un resultado, si este es malo lo pagamos nosotros.

–¿El plástico es el enemigo?
–No. El plástico no es un enemigo sino la manera de tratarlo, no se puede tirar en cualquier sitio, y también las empresas que se dedican a su reciclado tienen que ser muy consecuentes con lo que están haciendo, quizás en estos momentos deberíamos de saber todos los pasos y su repercusión y, más importante aún, saber qué empresas controlan a éstas y cómo lo están haciendo, en fin algo que es tan importante deberíamos de tomárnoslo muy en serio, y no esperar a ver las consecuencias, que por desgracia están pagando y pagarán personas inocentes que no tienen nada que ver con una mala gestión de nuestros residuos.

–¿Se nos están yendo los residuos de las manos?
–Creo que sí. Parece mentira que en el año 2002 cuando estaba en Milán tenían una gestión muy buena de los residuos, el portero del edificio donde vivía controlaba que todos los residuos fuesen a su sitio, tenían una conciencia que en España todavía no teníamos, aquí tirábamos electrodomésticos en los sitios mas raros como montes y bosques, no sé cómo estaremos ahora, pero es preocupante que no podamos saber a ciencia cierta lo que realmente se recicla en nuestro país, deberíamos de tener un mejor conocimiento de las empresas que reciclan y cómo lo hacen y apostar por las personas que realmente lo están haciendo bien, porque nos lo jugamos todo. Y, sobre todo, no podemos ser tan egoístas como para dejar un planeta absolutamente invivible.
Volver arriba
Newsletter