Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad

Se buscan manos para cuidar el Luna

Se buscan manos para cuidar el Luna

ACTUALIDAD IR

El lugar en el que se realiza la fiesta del pueblo está al lado del río. | L.N.C. Ampliar imagen El lugar en el que se realiza la fiesta del pueblo está al lado del río. | L.N.C.
Cristina Centeno | 15/04/2019 A A
Imprimir
Se buscan manos para cuidar el Luna
Comarcas La Asociación 'El Rancón' de Quintanilla de Babia ha organizado una jornada de recogida de residuos en agosto para la que intentan conseguir patrocinadores
Quedan cuatro meses para que Quintanilla de Babia celebre sus fiestas, pero desde la Asociación Cultural ‘El Rancón’ ya piensan en ayudar al río Luna que atraviesa la localidad a recuperarse de su ‘resaca’.

En el marco de la programación de la Semana Babiana en la que cada año llevan a cabo diferentes actividades culturales, en la edición del próximo mes de agosto realizarán una jornada de limpieza del cauce apoyada por Ocean Initiatives, un programa de voluntariado ambientan que organiza este tipo en toda Europa.

Concretamente será el 13 de agosto, unos días después de las fiestas de la localidad, que se celebran en un terreno cercano al río, por lo que la zona suele acumular basura esos días y «queda todo hecho un desastre», asegura Saida Lara, impulsora de la actividad. Por eso siempre se unen los propios vecinos para limpiar los residuos de esa zona, que principalmente son «vasos de plástico, colillas, latas, envases de vidrio». Pero, animados por esta iniciativa, han querido aprovechar el momento para extender la jornada de limpieza a todo el cauce del río Luna.

Este tipo de eventos son más habituales de zonas de costa, aunque la organización que respalda la iniciativa está pensada para actuar «en ecosistemas acuáticos de todo tipo», por lo que apoyarán esta recogida a la que ya se pueden inscribir los interesados a través de la página web de Ocen Initiatives, donde ya hay apuntadas 24 personas en apenas una semana.

«Siempre intentamos organizar actividades que tengan que ver con el medio ambiente», recuerda Saida Lara, por lo que han apostado por esta iniciativa en la que la organización «nos envían todo el material, como bolsas, sacos, guantes, etcétera» junto con una pancarta publicitaria.

No es la primera vez que la impulsora de esta iniciativa participa en una recogida de residuos, cada vez más comunes en playas. «Es todo a nivel de voluntariado y la verdad que funcionan muy bien», explica. Desde la plataforma, además, invitan a los participantes a compartir a través de las redes sociales fotos de la jornada y de la cantidad de residuos que se recogen, «para animar a más gente».

La recogida está prevista para el 13 de agosto, unos días después de las fiestas, que se celebran junto al río y queda "hecho un desastre"Junto a la limpieza y de forma complementaria, la asociación pretende realizar una charla sobre microplásticos y grandes plagas de residuos para programar un día con el medio ambiente como protagonista. «Estamos en una zona que está catalogada como Reserva de la Biosfera pero es verdad que la gente no está demasiado concienciada», explica Saida.

Por eso trabajan también junto con la comisión de fiestas de este pequeño pueblo de alrededor de un centenar de habitantes del municipio de Cabrillanes para instalar, por ejemplo, ceniceros portátiles en la zona de la verbena y evitar así que la gente tire las colillas al suelo o al río.

Todavía no están cerrados todos los flecos de esa jornada, para lo que actualmente se encuentran buscando patrocinadores que puedan hacer tanto donaciones económicas como contribuir con material a una jornada de limpieza que será también lúdica. «Hemos pensado en que puedan venir alguna ‘food truck’ o que alguien pueda organizar una merienda», asegura Saida, mientras que si logran algún tipo de contribución económica la dedicarán a «ofrecer algún tipo de avituallamiento a todos los que participen en la recogida».

Desde la asociación esperan sumar colaboraciones y participantes para celebrar esta fiesta medioambiental que pretende, sobre todo, involucrar a los propios vecinos del pueblo «para que se vea el problema».
Volver arriba
Newsletter