Publicidad
Satse alerta de la fuga de enfermeras a otras comunidades

Satse alerta de la fuga de enfermeras a otras comunidades

ACTUALIDAD IR

Imagen de archivo de una concentración de profesionales de enfermería convocados por Satse en la Gerencia de Atención Primaria. | MAURICIO PEÑA Ampliar imagen Imagen de archivo de una concentración de profesionales de enfermería convocados por Satse en la Gerencia de Atención Primaria. | MAURICIO PEÑA
L.N.C. | 23/09/2020 A A
Imprimir
Satse alerta de la fuga de enfermeras a otras comunidades
Sanidad El sindicato advierte de que León cuenta con 111 profesionales menos y que en el País Vasco cobran 7.000 euros más
El Sindicato de Enfermería Satse en León ha criticado este miércoles que "Sacyl esté dejando que las enfermeras de la provincia se vayan a otras comunidades a trabajar por las malas condiciones laborales y retributivas que les ofrece, con contratos precarios y de muy corta duración, lo que ha provocado que esta provincia cuente con 111 profesionales enfermeros menos respecto a junio de este año".

Satse León ha constatado con el Colegio de Enfermería de León que "de junio a septiembre de este año 2020 ha habido 86 traslados de expedientes a otras provincias de España, a las que hay que sumar las 25 jubilaciones que se han producido, lo que está produciendo un importante déficit en el número de enfermeras en esta provincia".

"Las gerencias sanitarias de León se escudan en la ausencia de candidatos disponibles en la bolsa de empleo para justificar la ausencia de contrataciones, sin embargo, Satse considera que es la gestión de dicha bolsa la que está provocando que no haya reposición–la lentitud en la actualización de méritos, de nuevas incorporaciones, posibilidad de movilidad entre áreas del Sacyl- y además, no hay enfermeras dispuestas a trabajar en la provincia por el tipo de contratos que se ofrecen: son precarios, muchos de tres meses y sin estabilidad, cuando en otras comunidades la oferta es de seis meses prorrogables, e incluso con facilidad de alojamiento lo que reduce la incertidumbre de este personal a la hora de aceptarlos, garantizando la estabilidad en el empleo", han apuntado desde el sindicato.

Satse León exige por ello "garantías en la contratación de enfermeras, fidelizando a los profesionales que ya trabajan en esta provincia, con la oferta de contratos de larga duración para evitar así que se vayan a trabajar a otras comunidades con unas mejores condiciones laborales y retributivas".

En este sentido, Satse León hace un llamamiento a la Consejería de Sanidad para que "no sea cortoplacista y tome medidas con antelación". "Debe anticiparse y tomar decisiones urgentes porque este déficit está repercutiendo en la sobrecarga de trabajo del resto de enfermeras de la provincia y puede significar que si las necesidades asistenciales se hacen más acuciantes por la pandemia de Covid-19, Sacyl no disponga de enfermeras para cubrir las necesidades sanitarias de la población", agregan desde el sindicato.

Desde Satse también resaltan que la situación actual requiere un refuerzo de la plantilla de atención primaria de la provincia, que se está viendo mermada, por tener que asumir las ausencias sin cubrir de compañeros, muchos de ellos ya Covid positivo o en aislamiento domiciliario.

Satse se ha reunido con la dirección de enfermería de Atención Primaria para poner el foco en la contratación de más enfermeras de vigilancia epidemiológica (rastreadores) que ayuden a aliviar la sobrecarga laboral a la que está sometida esta categoría profesional por asumir funciones sobrevenidas inherentes a esta pandemia que están desencadenando la merma de tiempo de dedicación para la actividad asistencial de pacientes con un alto nivel de patología crónica cuya labor del personal de enfermería es imprescindible para evitar el deterioro y las complicaciones sobrevenidas.

Actualmente solo hay siete enfermeras en el área de León y nueve en el área del Bierzo con dedicación exclusiva a la vigilancia epidemiológica, de ese número, hasta los 113 que figuran según datos de la página de la Junta de Castilla y León, comparten la actividad asistencial diaria con las labores de “rastreo”, lo que implica que sus jornadas laborales se prolonguen a las tardes y los fines de semana hasta finalizar todas las responsabilidades derivadas de esta importante e imprescindible labor de vigilancia y control de la dispersión de la enfermedad.

La gran sobrecarga de los profesionales de enfermería ante esta situación ha llevado a la reciente apertura presencial de dos consultas de psicología y otra más atendida por un psiquiatra.

Urge por tanto la puesta en marcha de medidas que garanticen la sustitución y la cobertura de estos profesionales.

Satse denuncia que la situación es acuciante en Castilla y León, "a la cola de retribuciones nacionales muy lejos de comunidades como el País Vasco y Murcia donde una enfermera percibe al año 7.000 euros más que una enfermera de la comunidad con igual antigüedad, carrera profesional y el mismo turno".

Las enfermeras que trabajan en el medio hospitalario en la segunda comunidad española en retribuciones, País Vasco, perciben casi 6.000 euros más anuales, y las de Navarra (tercera comunidad en ese listado de mayor a menor salario) cobran casi 5.000 euros más. En el caso de la Atención Primaria, una enfermera del País Vasco percibe casi 10.000 euros anuales más que su homóloga en Castilla y León.
Volver arriba
Newsletter