Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR

Santos Perandones: "La temperatura cultural en León es muy alta, casi febril"

CULTURASIR

Imagen extraída del audiovisual de Santos Perandones ‘Inverso apocalíptico’ que se presenta la próxima semana. Ampliar imagen Imagen extraída del audiovisual de Santos Perandones ‘Inverso apocalíptico’ que se presenta la próxima semana.
Joaquín Revuelta | 31/03/2016 A A
Imprimir
Santos Perandones: "La temperatura cultural en León es muy alta, casi febril"
Arte El fotógrafo leonés presenta el próximo martes en el proyecto cultural ‘Le Pasquín poético’ el audiovisual ‘Inverso apocalíptico’, una alegórica reflexión sobre los miedos interiores que atenazan al ser humano
El carácter multidisciplinar de esta tercera edición de ‘Le Pasquín poético’ posibilita la presencia de la videocreación dentro de un amplio y ambicioso programa que se extiende hasta el próximo 10 de junio y que sigue teniendo a la poesía como eje vertebrador del mismo. Tras la presentación del audiovisual de Isabel Medarde ‘Matérea carmínica’, este martes le toca el turno a la propuesta de Santos Perandones ‘Inverso apocalíptico’, "un audiovisual guiado por los cuatro jinetes del apocalipsis, quienes darán testigo de los siete sellos que se abrirán dentro de la producción audiovisual. Cada uno de ellos indaga en los recónditos internos de este autor, pronunciándose como divinas alegorías, expiatorias del reflejo de lo que muchos padecen, un mal endémico que se transforma en arte para su posterior transformación", reza la introducción de este trabajo con el que el fotógrafo leonés respondió al encargo de la Concejalía de Cultura, Patrimonio y Turismo, que organiza tanto este proyecto como su homólogo, el Laboratorio poético, que coordina el poeta y músico Víctor M. Díez y que ayer presentó en el Palacio del Conde Luna su experimental propuesta de poesía y música en escena ‘Del laberinto al treinta’.

No creo que mis miedos sean muy diferentes de los que pueda llegar a tener el resto de la gente Santos Perandones reconoce que su trabajo fotográfico y audiovisual en estos últimos años trasciende el propio marco poético para incorporar también la filosofía y la metafísica. "Cuando se habla del apocalipsis se refiere casi siempre a lo externo y yo he querido interiorizar este concepto, en el sentido de que lo llevamos dentro de nosotros, nuestros miedos, nuestros fantasmas, nuestras preocupaciones", señala el artista leonés, que en su proyecto audiovisual, que presentará este martes a partir de las 20:30 horas en el Palacio del Conde Luna y donde estará acompañado por el arquitecto y poeta Luis Carnicero, se ha valido de una serie de textos propios que a modo de grabaciones de voz ha ido incorporando a las imágenes y que junto a la música, creada por el propio Perandones a través de teclados digitales y sintetizadores, conforman ‘Inverso apocalíptico’, una reflexión interior que parte de las propias experiencias del artista que son canalizadas a través del vídeo, al igual que sucede en ‘69 Demons’, proyecto de videoarte, poesía, filosofía y metafísica que también explora en su yo oculto. "No creo que mis miedos sean muy diferentes a los que puedan tener el resto de la gente", argumenta este creador leonés que en los últimos años ha dado mayor visibilidad si cabe a poetas, escritores, músicos y escultores leoneses a través de proyectos como ‘Literatum’ o ‘No es lo mismo vaca que baca’. Ese contacto más estrecho con otros creadores, reconoce Santos Perandones, ha contribuido a su mayor enriquecimiento como persona y como artista. "La gente está acostumbrada a ver el resultado final de estos creadores, como puede ser un libro, una pintura o una escultura. Pero el estar en sus casas y hablar con ellos a mí me transmite todo el proceso que han llevado, las ideas, los pensamientos, los sentimientos, el desarrollo personal que han tenido ellos, de dónde surge... Llevo muchos años empapándome de todo eso y para mí ha sido fundamental", asegura.

Nos hemos metido en una vorágine donde todo el mundo crea y a lo mejor hay creadores que no lo son tanto La intensa actividad que viene desarrollando en estos últimos años y su estrecho contacto con otros nombres del arte y la cultura convierten a Santos Perandones en una voz autorizada a la hora de realizar un diagnóstico y de medir la temperatura cultural que existe actualmente en esta provincia. "La temperatura artística y cultural en León es muy alta, casi febril, por decirlo de alguna manera. Pero también se necesita algo más de claridad. Nos hemos metido en una vorágine donde todo el mundo crea, donde todo el mundo hace, y a lo mejor hay creadores que no lo son tanto. La percepción que yo tengo y que es compartida por otra gente a la que conozco es que hace falta por parte del público de saber escoger a dónde va. Por lo que respecta a las instituciones, en mi caso no se están portando nada bien", asegura el fotógrafo leonés, que salva de la quema a la Concejalía de Cultura y sobre todo a la iniciativa de técnicos como Juanjo y Natalia. "Todo lo contrario de lo que sucede en el Instituto Leonés de Cultura, que está limitado a una decena de creadores y el resto parece como que no existimos. Llamas a la puerta una vez, llamas a la puerta dos veces y a la cuarta ya no llamas porque ya conoces la respuesta. Ahora mismo lo que hay es lo que yo llamo ‘enquistados institucionales’, que son personas que de alguna manera se han metido en las instituciones, han cogido cierta fuerza, son los que mueven los hilos, no quieren abandonarlas y están haciendo todo lo posible para que otros artistas no entren. Ese es un problema que ahora mismo está muy arraigado en León".

Sobre la posibilidad de que el Musac otorgue un mayor protagonismo a los artistas locales, Santos Perandones, que reconoce su buena relación con su actual director, Manuel Olveira, cree que propuestas como las que recientemente han sacado para el Laboratorio 987, abiertas supuestamente a cualquier artista, no son más que un "lavado de cara" y su percepción es que "pocos leoneses vamos a ver en esa convocatoria". Prueba de ello es que su proyecto ‘69 Demons’ ha sido rechazado por el comité de selección.

Volver arriba
Cerrar
Iniciales LNC

Editorial

Icono viñeta con el texto Lolo

La Viñeta

Silueta de la escultura La Negrilla

La Negrilla

Carta

A pie de calle