Publicidad
Santa Bárbara bendita

Santa Bárbara bendita

OPINIóN IR

04/12/2019 A A
Imprimir
Santa Bárbara bendita
El mundo de la minería celebra hoy la festividad de su patrona, santa Bárbara, mártir cristiana, atendiendo al relato hagiográfico, nacida en el siglo III en Nicomedia –en la actual Turquía–, y tan enraizada en la cultura leonesa como el propio carbón.

Supongo que no hará falta que te diga que, de un tiempo a esta parte, esta celebración tiene cierto ‘sabor’ agridulce. Y es que nuestra minería, importante motor económico de esta tierra desde finales del siglo XIX –y modo de vida de tantas y tantas generaciones de leoneses– ha ido poco a poco desapareciendo…

Hace dos semanas, la minería volvía a estar de actualidad gracias a La Nueva Crónica que, en el marco de su sexto aniversario, hacía entrega de su Negrilla de Oro 2019 a la Brigada de Salvamento Minero del Bierzo Alto, constituida en el año 1986 –y ‘nacida’ de la unión de más de cuarenta empresas mineras de la zona– para intervenir cuando fuera necesario; que accidentes, por desgracia, se han contado más de los que se hubiera querido… «Unas veces los sacábamos vivos… y otras no…», me contaba mi primo Leoncio, uno de esos brigadistas, mineros voluntarios para echar una mano a sus compañeros… simplemente porque así lo decidieron. Una labor impagable sin recibir nada a cambio; y lejos de cualquier protagonismo, que siempre han estado muy cómodos pasando desapercibidos…

El pasado 20 de noviembre, te decía, la Brigada, tras un emotivo discurso de su director –Federico Fernández–, recibía en la persona de su presidente –Manuel Lamelas Viloria– el galardón otorgado por este periódico. Fue en Ponferrada, en el castillo de los Templarios, arropada por personalidades de distintos ámbitos de la sociedad; muestra, en definitiva, de un todo un pueblo más que orgulloso de su labor.

El colofón al acto lo puso el cantante berciano Alberto González, que interpretó ‘Santa Bárbara bendita’… con los asistentes –sí, yo también– haciendo los coros. Para mí, desde luego, fue muy emocionante. Supongo que ser hijo de minero también influya…
Volver arriba
Newsletter