Publicidad
San Juan de Dios atiende cada año a 150 pacientes en situación terminal

San Juan de Dios atiende cada año a 150 pacientes en situación terminal

ACTUALIDAD IR

Ampliar imagen
Ical | 10/10/2020 A A
Imprimir
San Juan de Dios atiende cada año a 150 pacientes en situación terminal
Sanidad Siete de cada diez pacientes son oncológicos pero el “gran reto” es atender a “la totalidad de los enfermos neurológicos”
El Hospital San Juan de Dios de León se atiende al año a casi 150 pacientes en situación terminal, en concreto 139 a lo largo de 2019 y 85 en el primer semestre de 2020, derivados del servicio de Urgencias y de la planta de Oncología del Complejo Asistencial Universitario de León (Caule), así como de los equipos de soporte docimiciliario del Sacyl.

De ellos, aproximadamente siete de cada diez pacientes son oncológicos, aunque en los últimos años se está apostando por tratar a aquellos con insuficifiencia cardíaca, respiratoria, renal y hepática. El especialista de Medicina Interna en San Juan de Dios, Roberto Riera Hotelano, aseguró que estos últimos casos “cada vez son más”, al tiempo que puso de relieve que “el gran reto pasa por llegar a la totalidad de los enfermos neurológicos, puesto que en patologías como la esclerosis lateral amiotrófica los Cuidados Paliativos son muy necesarios”.

Por ello, “prestar asistencia a las personas que se encuentren en la fase final de su vida para eliminar el dolor físico de la propia enfermedad y mantener el equilibrio emocional a la hora de enfrentar el momento de la muerte es el objetivo de unos Cuidados Paliativos”, que este sábado 10 de octubre celebran su día mundial.

Riera, que trabaja en el Hospital San Juan de Dios de León desde el año 2010, puso el acento en el trabajo llevado a cabo con las familias en el marco de una asistencia integral, física, psíquica y muchas veces social, “en la que no se debe dejar pasar por alto el momento del duelo”. Para Riera, “cuanto más joven es el paciente más complicado se hace todo“, aunque la edad media se situó entre enero y junio en los 75 años, disparándose a los 80 en el caso de las mujeres que precisaron cuidados paliativos.
Volver arriba
Newsletter