Publicidad
San Isidoro

San Isidoro

OPINIóN IR

21/04/2021 A A
Imprimir
San Isidoro
El próximo lunes, 26 de abril, celebramos la fiesta de san Isidoro, muy ligado a nuestra tierra –sus reliquias reciben culto en la basílica que lleva su nombre en la capital leonesa–; de hecho, no sé si sabes que es patrono del Reino de León.

Nacido hacia el año 560, quizás en Cartagena o en Sevilla, san Isidoro fue obispo hispalense durante 37 años –sucediendo al frente de dicha sede a su propio hermano san Leandro– y resultó decisivo en el devenir de la Iglesia de la época.

Fallecido en el año 636, su relación con León no comienza hasta más de cuatro siglos después, en 1063, cuando Fernando I y Sancha ocupaban el trono del que era el más importante reino cristiano en la península. Tras haber conquistado varias plazas musulmanas, León hizo tributaria suya a la taifa de Sevilla, cuyo rey, Al-Mutadid, debía entregar además a León las reliquias de la mártir santa Justa; pero, al llegar a Sevilla la embajada leonesa –formada por Alvito y Ordoño, obispos de León y de Astorga, además de otros nobles y soldados– para recogerlas, no las encontraron. Y se cuenta que, una noche, al obispo legionense se le apareció en sueños san Isidoro y le indicó donde se encontraban, no los restos de santa Justa, sino los suyos propios, además de anunciarle al prelado una pronta muerte. Todo se cumplió y, finalmente, la delegación regresó a León con las reliquias de san Isidoro y fueron depositadas en el templo dedicado a san Juan Bautista, que cambió su titularidad; y en donde permanecen desde entonces.

San Isidoro de Sevilla es uno de los ‘Padres de la Iglesia’, canonizado en 1598 y declarado ‘Doctor de la Iglesia’ en 1722; y fue, desde luego, uno de los hombres más cultos de su tiempo, a quien debemos numerosas obras, la más conocida de las cuales –las ‘Etimologías’– es una enciclopedia monumental que recoge y sistematiza la evolución de todo el conocimiento desde la Antigüedad hasta su época. Es, además, patrono de humanistas… y de internet. ¡Ah! Y también de la Universidad de León.
Volver arriba
Newsletter