Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad
Saca las patas del tiesto

Saca las patas del tiesto

A LA CONTRA IR

Ampliar imagen
| 17/10/2019 A A
Imprimir
Saca las patas del tiesto
La propia expresión de sacar las patas del tiesto, tan vieja, ya indica cierta subversión pues ninguno de los fotografiados admitiría que a sus píes les llamaran patas, aunque no aporten ningún argumento para ello. Pero es que no vivimos tiempos de aportar argumentos sino de repetir consignas, las que nos traen esos carteros reales que son ciertamente mágicos pues te permiten lorear, repetir el argumento, en tiempo real, y puedes escuchar idénticas palabras a un concejal de Caín o Candín que a otro de Mijas o Torredonjimeno.

Se desmanga el invento. Se vacían los pueblos, se cierran las minas, se marchan los jóvenes, regresan los viejos, se llenan las boleras de ociosos sin sueldo, se convierte en noticia comprar una mesa, más de nueve mil leoneses ya son ciudadanos de otros mundos y pueblos, el telediario sólo aporta fuegos que nadie sabe apagar... y nadie saca las patas del tiesto, ahí los tenemos, en plena y marcial formación, abrazando sus bastones de mando, nada que alborote ni un segundo su plácida vida de señores, curiosamente solo señores, que salen en los periódicos, les saludan por la calle, les abrazan con más interés que cariño, les sonríen mientras lleven el bastón, les denostan cuando los pierden...

Olvidan que la orquesta del Titanic seguía fielmente la partitura cuando el agua ya les estaba mojando los zapatos.
Volver arriba
Newsletter