Publicidad
Rodríguez-Hevia: "Las retribuciones para el plan de choque están entre las más atractivas de España"

Rodríguez-Hevia: "Las retribuciones para el plan de choque están entre las más atractivas de España"

ACTUALIDAD IR

Ampliar imagen
Cristina Centeno | 26/06/2022 A A
Imprimir
Rodríguez-Hevia: "Las retribuciones para el plan de choque están entre las más atractivas de España"
Sanidad El nuevo gerente del Complejo Asistencial de León analiza los retos de su etapa y avisa que la ampliación de la UCI "llevará tiempo"
Se cumple un mes desde el nombramiento de Alfonso Rodríguez-Hevia como nuevo gerente del Complejo Asistencial de León. Licenciado en Medicina por la Universidad de Oviedo, estuvo al frente durante años de diferentes hospitales, entre ellos el del Bierzo, hasta que dio el salto a la política como senador del PP por la provincia en las generales de 2015, para ejercer posteriormente en la empresa privada. Es la tercera persona al frente del Caule en menos de un año y afronta su nueva responsabilidad como un «reto» que todavía está tratando de conocer en profundidad.

– Lleva apenas un mes en el cargo. ¿Cuál ha sido la primera impresión y con qué se ha encontrado?
– Efectivamente llevo poco tiempo, pero lo estoy aprovechando de manera intensa. En primer lugar, como es lógico, para escuchar a los profesionales a través de los responsables de los servicios e ir conociendo lo que es la estructura del Hospital. Yo creo que estoy teniendo ya una visión global bastante aproximada de lo que es el Hospital y me he encontrado un hospital que como es lógico tiene un peso asistencial muy grande, pero que a su vez tiene otros apartados como la docencia y la investigación que creo que son una pieza fundamental. En definitiva, están siendo momentos de escucha, de conocer y, sobre todo, gratamente he visto todo el desarrollo y el potencial que tiene sobre todo en el ámbito investigador.

– Su última etapa sanitaria fue en el Hospital del Bierzo, ¿qué diferencias y similitudes hay entre ambos hospitales?
– Yo creo que cualquier hospital en lo que cambia lógicamente es la dimensión, porque lo que le aporta complejidad en mi opinión a la gestión es el hecho de la heterogeneidad del personal. Estamos hablando desde personal médico hasta cocina. Cada uno de ellos tiene su importancia dentro de lo que es el proceso asistencial por como participan, pero lógicamente los intereses muchas veces no son los mismos los de unos y los de otros. Con lo cual, conciliar los intereses de las distintas categorías de personas que existen en un hospital es lo que yo creo que le aporta más dificultad y más complejidad. Cierto es, lógicamente, que en la dimensión es importante la diferencia, pero el tema de la gestión sanitaria al final es muy parecido.

– Reducir la lista de espera quirúrgica se ha convertido en el principal objetivo tras los años de pandemia. ¿Cómo abordará el Caule el plan de operaciones vespertinas previsto por Sanidad?
– Efectivamente, tenemos unos números elevados de demora quirúrgica que confiamos en poco a poco ir disminuyendo. Para eso, nosotros vamos a contar con todos los recursos disponibles. Es decir, vamos a contar con nuestra actividad ordinaria en jornada de mañana, vamos a contar con las posibilidades que tengamos de conciertos con la sanidad privada de León y, finalmente, se ha aprobado lo que es la orden sanitaria que regula el programa de autoconcertación. Nosotros hemos hecho una planificación, esa planificación la hemos trasladado a la gerencia regional, nos la ha autorizado y el pasado día 20 ya empezamos a poner en marcha el programa. Esperamos que tenga un impacto aproximado de en torno a las 200 intervenciones mensuales de aquí a finales de septiembre, unas 600 intervenciones en tres meses que esperamos poder cumplir, porque lógicamente hay que conciliar por un lado que es voluntario y, segundo, que el personal está de vacaciones y en la época estival siempre hay algún problema. Sí querría incidir en que las retribuciones a los profesionales que figuran en la orden sanitaria desde luego son atractivas en comparación con otros servicios de salud del resto de España. Y, además, tiene un punto que yo creo que es interesante y a resaltar, que es que no solamente se habla del personal médico y de enfermería, si no que se habla de los técnicos en cuidados auxiliares de enfermería y de los celadores. Eso también es algo novedoso dentro de lo que es el desarrollo de los planes de autoconcertación.

– La participación de los profesionales en estas peonadas es voluntaria. ¿Qué respuesta ha habido por parte de los sanitarios del Caule para poder realizar estas intervenciones?
– Eso se va a traducir hasta ahora en que en la mayoría de servicios que tienen lista de espera consigamos del entorno de 190-200 operaciones al mes, entonces yo estoy satisfecho con la planificación que hemos hecho. En principio la respuesta está siendo buena y esperamos poder cumplirla al 100 %.

– Durante la pandemia se vio también la necesidad de ampliar la UCI. ¿En qué situación se encuentra el proyecto en la actualidad?
– Es verdad que durante la pandemia se habló de esa ampliación, pero recientemente el consejero, cuando vino precisamente a la visita para acompañarme en la presentación a los profesionales, yo creo que se comprometió de manera fehaciente a que se iba a abordar esa ampliación de la UCI. Nos hemos puesto a trabajar en ello, no cabe duda que eso nos va a llevar un tiempo, pero el compromiso está ahí y desde luego nosotros trabajaremos para cumplir con ese compromiso.

– La última apuesta pasaba por aprovechar el espacio del San Antonio Abad para la gerencia. ¿Qué opinión tiene respecto al posible uso de este edificio?
– Proyecto como tal de abordar algún tipo de actuación en el San Antonio Abad, que yo sepa no lo había. Porque primero, el San Antonio Abad es de la Diputación, con lo cual nosotros no podemos hacer actuaciones allí. Lo que sí es cierto es que se utiliza parte del mismo, pero cualquier ocupación del espacio del San Antonio Abad irá de la mano de un acuerdo entre la Diputación y la gerencia regional de salud, por lo tanto, el hipotéticamente ocupar ese espacio no deja de ser una ocurrencia. Nosotros en principio vamos a actuar sobre proyectos concretos, no sobre otras cosas.

– Uno de los grandes problemas a los que se enfrenta la sanidad es la falta de profesionales. ¿Cuál es la situación de la plantilla del Caule? ¿Cuántos profesionales necesitará en los próximos años y cuántas jubilaciones se prevén?
– Es verdad que hay un problema de cobertura de plazas en todos los servicios de salud. Yo recuerdo en mi época del Senado que se trató mucho el tema del incremento de las plazas MIR de formación. Porque no podemos perder de vista que en formar a un especialista se tarda unos diez años aproximadamente, entre los años de carrera y los años de especialidad. Es verdad que en los últimos años, y yo diría que con independencia del Gobierno que estuviese, ha habido una cierta precariedad a la hora de planificar los recursos necesarios. Nosotros en principio ahora mismo estamos en una buena situación, pero es verdad que tenemos que ser lo suficientemente hábiles para ir captando profesionales o manteniéndoles aquí, para intentar abordar y compensar todas esas jubilaciones que se produzcan en el futuro. Como cifra en concreto no le puedo dar, pero nuestra intención desde el punto de vista del profesional médico es eso, intentar que los MIR, en la mayor medida posible, se queden aquí. Es verdad que tenemos muchos de fuera, con lo cual es probable que cuando finalicen su etapa formativa se quieran ir a su lugar de origen, pero bueno eso forma parte de algo lógico. Tenemos 208 especialistas en formación, de los que 178 son médicos interno residentes, 16 enfermeros, 10 en farmacia y cuatro en psicología. También es cierto que hemos tenido de cara al verano problemas para las sustituciones del personal de enfermería, que tradicionalmente, por lo menos yo en mi época anterior, no había tenido, pero estamos intentando hacer actuaciones para poder conseguir que enfermeras se queden con nosotros. Son 94 las que han finalizado su proceso de formación aquí en la Universidad de León, creo que hemos incorporado ya 21 y hay unas 40 que todavía no se han incorporado porque tenían algún asunto pendiente pero esperamos poder contar con ellas de cara a los meses de verano, donde vamos a tener más problemas. Con lo cual bueno, se están haciendo ya cosas para intentar compensar esos déficit.

– Más a corto plazo y a las puertas del verano. ¿Cómo se afrontarán la época vacacional en el Complejo Asistencial de León? ¿Habrá cierre de plantas?
– No vamos a cerrar plantas, lo que sí vamos es a ir deshabilitando en un momento determinado distintas salas de las unidades de enfermería, pero siempre teniendo la disponibilidad de que si se necesitan se puedan volver a utilizar. Vamos a deshabilitar en el Monte San Isidro un ala que nos va a permitir abordar una serie de obras de mejora en los baños como se hizo el año pasado en el otro ala. En algunos casos esa deshabilitación temporal de las camas pues nos va a servir para acometer obras de mejora en las habitaciones.

– Respecto a la pandemia, ¿se puede dar por normalizada la situación? ¿Qué medidas se mantienen con medio centenar de positivos ingresados?
– No sé si normalizada, lo que sí es cierto es que estamos en una fase de meseta, ya casi de estabilización. Hay 44 pacientes ingresados en las unidades de hospitalización de los cuales eran 32 por covid y 12 con covid, es decir, pacientes que ingresan por otra patología y al hacerles la PCR se ve que son positivos. En la UCI en concreto son siete pacientes ingresados, cuatro por covid y tres con covid. Venimos teniendo una media de seis ingresos al día, pero se van compensando los ingresos con las altas y por eso creo que podemos decir que estamos en una fase de meseta. Las PCR se siguen haciendo, pero prácticamente ya todas las unidades están trabajando con normalidad, ya no hay unidades covid como tal si no que lógicamente van a su unidad correspondiente en función de su patología y se quedan en aislamiento como no puede ser de otra manera.

– ¿Cuál es la relación con Atención Primaria y qué importancia cree que tiene trabajar en equipo?
– Aunque sea un tópico, es verdad que la Atención Primaria es la puerta de entrada al sistema sanitario y nosotros mantenemos una estrecha relación porque creo que es la mejor forma de garantizar esa continuidad asistencial que creo que es tan importante dentro del proceso de atención al paciente. Estamos también trabajando en mejorar todo lo que es la relación a través de la telepresencia, la telemedicina… porque hoy en día la sanidad no puede ser ajena a las TIC y a las nuevas tecnologías, con lo cual creemos que tenemos que potenciar eso en el futuro.

– El futuro pasa, precisamente, por esa digitalización. ¿Qué retos tiene por delante el hospital en este sentido y en qué punto se encuentra en la actualidad?
– El proceso de digitalización está bastante avanzado con el tema de la historia clínica y con todos aquellos programas que de alguna forma ayudan a la gestión de la asistencia. A mí me gusta mucho y creo que es importante trabajar en todos los temas de seguridad del paciente, con lo cual incorporaremos aquellos programas o procesos que nos puedan garantizar la trazabilidad de la actuación. Por ejemplo, un medicamento desde que se elabora en farmacia hasta que se administra al paciente tener absolutamente controlado todo ese proceso para evitar, en lo máximo posible, errores que se puedan producir. Vamos a trabajar en esa línea y creo que es muy necesario por todo esto que digo de la importancia que tiene en la calidad asistencial la seguridad del paciente.

– En los últimos años se ha dado especial importancia a la investigación, incluso con una unidad propia ¿Qué peso tiene dentro del Caule?
– Decía al principio que me había encontrado y comprobado gratamente la importancia que tiene la investigación dentro del hospital. Le voy a dar un dato, recientemente hemos presentado la memoria de investigación donde el factor impacto de las publicaciones que se hacen desde el Hospital de León estaban por encima de 1.400 puntos, lo que significa que en este momento ningún hospital de la comunidad tiene esa puntuación. Hay una inquietud investigadora indudable, pero lógicamente nuestra idea es potenciar esa unidad de investigación y potenciar también esas iniciativas que tienen los profesionales.
Volver arriba
Newsletter