Publicidad
Rocío Lucas: "Un colegio solo cerrará si pierde la trazabilidad de los contagios"

Rocío Lucas: "Un colegio solo cerrará si pierde la trazabilidad de los contagios"

ACTUALIDAD IR

La consejera de Educación, Rocío Lucas. | ICAL Ampliar imagen La consejera de Educación, Rocío Lucas. | ICAL
Víctor S. Vélez | 04/09/2020 A A
Imprimir
Rocío Lucas: "Un colegio solo cerrará si pierde la trazabilidad de los contagios"
Sociedad Entrevista a la consejera de Educación de la Junta para analizar el inicio del curso
Solo faltan unos días para que los alumnos leoneses vuelvan a los colegios e institutos que dejaron repentinamente en el mes de marzo. Este septiembre llega, si cabe, con más nervios e incertidumbre que nunca ante un curso que de manera irremediable estará marcado por la pandemia del Covid-19. En estos días en las que las tradicionales compras del material escolar coinciden con la de mascarillas e hidrogeles, la consejera de Educación de la Junta de Castilla y León, Rocío Lucas, asegura a este periódico que los centros estarían mejor preparados ante un nuevo confinamiento y que se realizarán pruebas serológicas a todos los profesores. Del mismo modo, la responsable autonómica en materia educativa explica que los colegios solo cerrarán ante una "transmisión descontrolada" y que la presencialidad será la tónica general en el curso universitario.

–¿Cuántos positivos serán necesarios para decretar el cierre de un centro educativo? ¿Cuándo podremos hablar de esa transmisión?
–Desde el ámbito sanitario, en la guía de actuaciones en caso Covid que nos facilitaron en la reunión de la semana pasada entre el Ministerio de Sanidad, Ministerio de Educación y las comunidades autónomas, no se hablaba de un número determinado de positivos para el cierre sino de transmisión descontrolada, un concepto que desde el ámbito sanitario se entiende como perder la trazabilidad de todos los contagios que se pueden producir. Hay distintos escenarios, si se da el positivo en un aula burbuja, en un aula que no lo sea o en un posible cierre si hay una transmisión descontrolada. Es algo que tiene que ser analizado por el servicio de Salud Pública, que es el que determina cuándo se produce esa situación y se plantearía el cierre del colegio.

–Algunos padres siguen con dudas sobre si sus hijos tienen que ir a clases a partir de segundo de la ESO ¿Qué matizaciones puede hacer al respecto?
–Lo de segundo de la ESO no es que en Castilla y León hagamos la semipresencialidad, haremos la formación presencial en todo momento. Será semipresencial allí donde haya casos positivos. El Ministerio decía que las comunidades autónomas podrán hacer semipresencialidad si hay que aislar un grupo, un aula o un colegio en una transmisión descontrolada.

En los centros educativos no aportan tanto, ahora los enfermeros tienen que estar en el ámbito sanitario–¿Cómo se facilitará la conciliación de los padres y madres de alumnos afectados por un cierre o una cuarentena?
–Desde la Consejería de Familia se están planteando nuevas líneas de conciliación que serán anunciadas cuando corresponda. Como es un tema de ámbito estatal, se ha pedido desde la Consejería de Educación al Ministerio que hablen con el Ministerio de Trabajo para que se tenga la consideración de baja o de permiso para aquellos padres que tuvieran que atender a un niño que sea positivo. Por lo que nos comentó la ministra de Educación está muy avanzando el permiso retribuido y en breve se planteará la parte del Ministerio y la que compete a la Junta.

–¿Hasta qué punto es viable la petición de un enfermero escolar por centro?
–Es una cuestión que se ha planteado desde varias organizaciones sindicales y es algo que desde las consejerías de Educación y de Sanidad entendemos que, con la situación epidemiológica actual, es necesario e imprescindible que todos los profesionales se encuentren en el ámbito sanitario. En centros educativos no aportan tanto y los enfermeros y enfermeras se necesitan ahora allí.

–¿Se harán las pruebas PCR a todos los profesores antes de iniciarse el curso?
–Las PCR son una foto en un momento determinado y desde la Consejería lo que estamos planteando es un test de seroprevalencia. Consideramos que puede aportar más garantías al centro que una prueba PCR que en el caso de Castilla y León debería hacerse a los 40.000 profesionales y que, desde el punto de vista sanitario, nos han trasmitido que no aporta para la seguridad de la comunidad educativa. Por ello, lo que se van a hacer son test serológicos a los profesores.

Las PCR son una foto en un momento determinado y lo que estamos planteando es un test de seroprevalencia–La organización de recreos, comedores o el transporte escolar corre a cargo de cada centro ¿Qué medidas de control se van a emprender?
–Lo que se ha hecho desde la Consejería de Educación es plantear protocolos generales, pero con criterios muy comunes a todos. No es que tengan capacidad de hacer lo que ellos consideren. En el ámbito de los comedores, por ejemplo, se tiene que plantear la separación de un metro y medio entre comensales, los niños ubicados en el mismo sitio, los grupos burbuja comiendo a horas separadas del resto… Son los equipos directivos los que tienen que verificar que esto se cumple y se ajuste a los protocolo. En el transporte escolar hay que llevar mascarilla, con cada asiento fijado a un mismo alumno y desinfección en cada viaje. Son criterios generales pero concretos y que son adaptables a cada centro.

–¿Cómo han trabajado para aminorar la brecha digital de cara a otro posible cierre de aulas en este curso?
–Hemos trabajado desde el mes de julio para que todos los centros cuenten con conexión a internet ultrarrápida por si hay que hacer formación online, para que la plataforma de cada centro esté conectada con el portal de Educación con aulas virtuales y con la adquisición de dispositivos digitales para todos los alumnos que por condiciones económicas no estén en disposición de tenerlos. Ya tenemos más de 10.000 tablets y estamos a la espera de que, con el convenio con el Ministerio, lleguen otras 7.000 cuando esté más avanzado el curso. Eso unido a la formación de los profesores en julio y el pasado curso, ya que más de 7.000 profesores se han formado en julio, podemos afirmar que estamos en muchas mejores condiciones para atender estas situaciones que esperemos que sean puntuales en el tiempo.

–¿Y el nuevo curso universitario? ¿Cómo será en la práctica la semipresencialidad que plantea el Gobierno?
–Las cuatro universidades públicas de Castilla y León han apostado por una presencialidad segura, a medida que se opta por tener formación presencial con el metro y medio de distancia y la mascarilla. En aquellas aulas en las que el volumen de alumnos así lo obligue, se repartirá en otras aulas y lo que no se pueda tendrá que ser en semipresencialidad. Las universidades al no ser una enseñanza obligatoria pueden compaginar mejor la presencialidad con la semipresencialidad. Las universidades han optado por la presencialidad pero no solo como forma de transmitir conocimiento, también por lo que aporta como sociabilización y humanización del sistema.
Volver arriba
Newsletter