Rícar Pozo, primera salida en la Cultural

Rícar Pozo, primera salida en la Cultural

DEPORTES IR

Ampliar imagen
Jorge Alonso | 18/05/2022 A A
Imprimir
Rícar Pozo, primera salida en la Cultural
Fútbol / Primera RFEF El club hace oficial el adiós del director deportivo tras 3 temporadas, 5 entrenadores y más de 50 fichajes que solo consiguieron jugar el ‘playoff’ de ascenso en una ocasión
No ha hecho falta esperar a finalizar la temporada para que la Cultural y Deportiva Leonesa haya comenzado a mover piezas de cara al nuevo proyecto que quiere construir de cara al centenario. Un nuevo proyecto que debe tener quien lo dirija en su parcela deportiva, ya que todo apunta a que no habrá ningún cambio en la gestión de la entidad. Hacía semanas, más bien meses, que estaba claro que no iba a ser Rícar Pozo el encargado de continuar en la dirección deportiva de la Cultural, un extremo que confirmó ayer el propio club anunciando su no continuidad según «acordaron ambas partes» como explica el comunicado emitido por el club, que agradece «su labor e implicación durante estos tres años en la Cultural y en León y le desea los mayores éxitos deportivos y profesionales en el futuro».

En su primer año, marcado por la pandemia, el equipo estuvo a unos penaltis de jugar la final por el ascensoCierra así por tanto la Cultural una etapa de tres temporadas con el cordobés al frente del proyecto, con una primera campaña marcada por la pandemia en la que el equipo se quedó a una tanda de penaltis de jugar la final por el ascenso en Málaga, logrando sin duda crédito para un segundo año en el que las cosas ni mucho menos fueron tan bien. Con más de una decena de cambios en la plantilla, el más importante fue el del banquillo acabando el ciclo de José Manuel Aira y apostando por un desconocido David Cabello que aguantó 6 jornadas. Iñigo Idiakez tampoco fue el revulsivo esperado aunque terminó logrando el mínimo exigible de clasificar al equipo para la Primera RFEF en una temporada que acabaría como interino y apuesta de futuro Ramón González. Poco aguantó la paciencia con el técnico, que no llegaba a cumplir la primera vuelta liguera dejando su sitio a un Curro Torres que ha sido el quinto y último entrenador bajo el mandato de Pozo, que de nuevo revolucionaba la plantilla con más de 15 fichajes que dejan además una herencia envenenada a su sucesor, aún por conocer y que deberá gestionar precisamente todos esos contratos en vigor de cara a la próxima temporada.

Leandro Montagud, Aitor Fernández, Julen Castañeda, Héctor Rodas, Alfonso Martín, Julián Luque, Juan Carlos Menudo, Lucas Giffard, Dani Pichín, Eric Montes, Gabi Gudiño, Sergio Benito, Roberto Fernández, Héctor Hernández, Virgil Theresin, Ángel Moreno, Augusto Galván, Albert Estellés, Samu Araújo, Antonio López, José Antonio Soler, Andoni Zubiaurre, Toni Abad, Pipo Ramos, Carlos Bravo, Marc Rovirola, Cristian Galas, Mario Sánchez, Álvaro Juan, Alejandro Escardó, José Carlos Sánchez, Alberto Fuentes, Flavio Ciampichetti, Dani Sotres, Riki Mangana, Jorge Moreno, Jon Ander Amelibia, Jon Gaztañaga, Alberto Solís, Nico Obolskii, Ander Vitoria, Edu Frías, Kalvin Ketu, Nahuel Arroyo, Galder Cerrajería, Pedro Empis, Jaime Sierra, Fidel Escobar, Sergio Buenacasa, Franck Angong, Jony Álamo, Denis Klinar y Alberto Benito. 54 fichajes de los que muy pocos han dejado huella en el club, siendo también responsable de ‘limpiar’ el vestuario tras el fracaso de la temporada de regreso a Segunda B tras descender, quedando ya sin jugadores de esa campaña en Segunda División.

No se le puede negar de cualquier forma a Pozo que no haya dado la cara para explicar sus decisiones, algo que ha hecho al final de cada mercado y que a buen seguro los aficionados han agradecido. En la última de ellas, tras el mercado invernal, aseguraba que no iba a seguir en el club «ni un segundo más del que tenga que estar». Este jueves se despedirá de los medios de comunicación y de la afición haciendo balance de tres temporadas con más sombras que luces.
Volver arriba
Newsletter