Publicidad
Riaño desemboca en Valladolid y Palencia

Riaño desemboca en Valladolid y Palencia

ACTUALIDAD IR

Vista aérea del embalse de Riaño, el cual expulsa actualmente 7 metros cúbicos de agua por segundo con destino a Valladolid y Palencia. | ICAL Ampliar imagen Vista aérea del embalse de Riaño, el cual expulsa actualmente 7 metros cúbicos de agua por segundo con destino a Valladolid y Palencia. | ICAL
T. Giganto | 31/07/2017 A A
Imprimir
Riaño desemboca en Valladolid y Palencia
Campo El embalse expulsa 7 metros cúbicos por segundo que van a parar a zonas industriales de las dos provincias aledañas que ya han consumido 60 hectómetros cúbicos esta campaña
Hace 30 años que convirtieron en embalse el valle de Riaño. La expectativa era modernizar los regadíos de la provincia de León y Los Payuelos comenzaron a soñar con convertirse en un vergel. Pero el agua ha ido llegando a cuentagotas. Las administraciones prolongan constantemente los plazos para ejecutar las obras en el regadío del sureste de la provincia y los leoneses ven pasar el tiempo mientras contemplan como corre el agua que baja de Riaño por el Canal Bajo de Payuelos con destino a Valladolid. Sus zonas industriales y las de Palencia y la propia ciudad vallisoletana reciben agua de este embalse. A día de hoy son siete metros cúbicos por segundo los que salen con este destino y son ya 60 hectómetros cúbicos los que han consumido en estas zonas en lo que va de campaña.

Así lo denuncia Matías Llorente, presidente de la Comunidad de Regantes de la Margen Izquierda del Porma. «Nos han engañado porque hemos descubierto que ese agua la vierten al Canal de Castilla desde donde pasa a abastecer algún regadío pendiente de este canal, a la ciudad de Valladolid y a las zonas industriales de Palencia», critica el presidente de los regantes de la Margen Izquierda del Porma.

El agua que sale de Riaño y no acaba en los cultivos de León va a parar al Canal de Castilla, desde donde pasa a abastecer zonas de Valladolid y PalenciaOriginariamente, el embalse de Riaño iba a permitir regar 8.000 hectáreas de la Margen Izquierda del Porma, lo cual así está sucediendo, y otras 80.000 en Los Payuelos. Pero estos últimos 30 años han transcurrido con modificaciones. El pantano de Omaña no se llevó a cabo para regar la zona del Páramo Bajo y entonces un salto de agua en el Esla a la altura de Benamariel permite llevar agua de Riaño a esta zona que ocupa una extensión de 24.000 hectáreas de cultivo. Con lo cual, y tras una consulta a los agricultores, Los Payuelos abastecerían 38.000 hectáreas de sus cultivos con el agua de Riaño. De ellas, 6.500 ya están transformadas y con los riegos modernizados, concretamente en la parte del Esla en el Canal Alto de Los Payuelos. «En ese medio tiempo, antes de que se empiecen a transformar los regadíos de los Payuelos, la Junta de Castilla y León a través de la Confederación Hidrográfica del Duero construye dos canales: el Bajo de Los Payuelos y el Canal de Castilla», cuenta Llorente.

«Ahora se ha descubierto que el Bajo de Los Payuelos solo tiene tres tomas para regar y el resto es para transportar agua a través de Galleguillos de Campos». «La primera jugada que hacen en León es desarrollar antes la estructura de transportar agua para enviar ese agua al Canal de Castilla, los regadíos de Palencia y a todo lo que es la industria de Palencia y Valladolid y no desarrollar los regadíos de León».

De León al Carrión, ¿para qué?

La zona del Carrión, en Palencia, ha recibido ya este año 60 hectómetros cúbicos de agua según lo asignado por la CHD en el mes de marzo. «Riaño tenía capacidad de agua suficiente para abastecer lo transformado en León pero Carrión es la zona con menos agua», señala. ¿Y para qué han utilizado esos 60 hectómetros? Para «vertirla en sus regadíos», explica Llorente, quien les recrimina que hayan utilizado esa cantidad en fincas que sembraron con cereales, colza y algo de girasol pero nada de maíz ni de remolacha. Hace ya 15 días que el Carrión agotó el agua que se les había asignado. «A partir de esa fecha y una vez agotada la concesión siguen pasando siete metros cúbicos por segundo que salen de Riaño y son transportados a través del Canal Bajo de Payuelos y que se vierten al Canal de Castilla», insiste y lamenta que la CHD, responsable de esa gestión, no de explicaciones acerca de ello. «Dicen que respetan lo que han asignado en marzo y ya está», apunta Llorente.

Payuelos, en ‘standby’

Payuelos soñaba con ser un vergel y a muchos les parece precisamente eso, un sueño que por el momento no se está cumpliendo. De las 38.000 hectáreas previstas para modernizar en la zona, solo lo han hecho 6.500. «O hay una reivindicación muy fuerte de la zona y apoyada por el resto de la provincia o nunca habrá una modernización completa de esos regadíos porque no interesa hacerlo para que así quede agua sobrante para llevarse a otros sitios», denuncia Matías Llorente.

«Ahí esta la discriminación a León en que mientras Riaño tiene agua suficiente para regar los regadíos de León, vemos como Payuelos no se está desarrollando para que siempre haya algún tipo de sobrante que se pueda transportar hacia el Canal de Castilla y concretamente hacia Valladolid», recrimina Llorente a la principal administradora del agua del embalse leonés.

En detrimento de las obras de modernización del regadío de Los Payuelos, Matías Llorente señala la construcción de una balsa en Villalón de Campos (Valladolid). «Para ella han desarrollado allí mil hectáreas de regadío que prevén regar con el agua del Canal Bajo de los Payuelos, que servirá para llenar la balsa durante el invierno con agua de Riaño». «Si no tuviesen previsto un futuro para esa infraestructura, no se hubiera desarrollado antes que los regadíos de los Payuelos», incide y remata: «Fue la trampa».

Buscando responsables, Llorente señala a los políticos de León tanto a niveles nacionales como regionales «que han perdido la fuerza en el poder para reivindicar futuro de una provincia que se muere». «Es triste que nosotros tengamos el agua y la industria se haya desarrollado donde se necesita ese agua y no donde la tenemos. Se están llevando el agua a otras zonas industriales que deberían estar generando riqueza en León y no en el eje Burgos, Palencia y Valladolid», explica. «Ahí está la clave».
Mientras, los regantes de León continúan con sus cábalas para acabar la campaña de este año con el agua de la que disponen, porque el resto del agua corre por el Canal Bajo de Los Payuelos y el embalse de Riaño acaba desembocando en Valladolid y Palencia.
Volver arriba
Newsletter