Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR

Respeto

BLOGGINGIR

12/07/2018 A A
Imprimir
Respeto
Aunque a veces te pueda ir la vida en ello, la honestidad y la sinceridad pueden ser un arma de doble filo. Digo esto desde lo más profundo de mi corazón, el respeto hacia a los que tenemos a nuestro lado y a nuestros semejantes es fundamental, aunque en muchas ocasiones nos puedan producir un enorme dolor. Un valor que parece no estar muy en alza y que nos encontramos en todos los ámbitos de nuestra vida. Queridos lectores, el respeto comienza dentro de nuestros hogares y deberíamos llevarlo como una medalla allá donde vayamos, sin dejarnos arrastrar por todos los miedos o consecuencias que puedan acarrear. No podemos quedarnos con el «allá donde fueres haz lo que vieres», por que lo que se ve últimamente no es muy digno de halagos y en la actualidad la falsa moral domina por doquier sin dejar títere con cabeza. Un servidor prefiere «no hagas a otros lo que no quieres que te hagan a ti», que dicen que para que lo respeten hay que respetar. Ustedes podrán comprobar y no con cierto agrado aquellos que predican una cosa y luego hacen otra apoyándose en absurdas banalidades intentando convencer a los parroquianos del bar, en mítines multitudinarios y en numerosos canales de comunicación. Pero lo cierto de todo esto es que no existe otro fin que el de hacer lo que les venga en gana, pese a quien le pese son grandes apisonadoras que van destruyendo todo aquello que se les ponga por delante. Ser honesto y actuar siempre con decisión honesta es tener identidad y coherencia, un acto que si hacen uso del mismo verán como el sentirse orgulloso de sí mismo se vuelve una gran cualidad y con total seguridad verán a su alrededor como se desenvuelven en un ambiente de confianza. Pueden poner todas las trabas que quieran y traicionar compromisos por que así lo han decidido, pero no se engañen, no por mucho que falseen, o desorienten van a conseguir despistarse a sí mismos, ya que la factura por ello más tarde o más temprano la tendrán que pagar y posiblemente con lo que más quieren de su vida. En las redes sociales, estas que tanto utilizamos a diario, nos encontramos grandes dosis de fingimiento, de grandes actores en un gran escenario para dejar de ser naturales y entrar a no dejarse ver tal y como son, es el gran juego al que nos han ido acostumbrando poco a poco de tal forma que ya lo hemos interiorizado como natural en algo que sinceramente me parece abrumador y poco formal. Para hablar de moral y perdida de valores ya tenemos a otros que los ponen por nosotros. ¡No!
Volver arriba
Cerrar
Iniciales LNC

Editorial

Icono viñeta con el texto Lolo

La Viñeta

Silueta de la escultura La Negrilla

La Negrilla

Carta

A pie de calle