Publicidad
Relojero de Losada... e Iruela

Relojero de Losada... e Iruela

CULTURAS IR

Aspecto de uno de los rincones del Museo del Relojero Losada en Iruela, que recoge su andadura vital a través de documentos y piezas salidas de sus manos. Ampliar imagen Aspecto de uno de los rincones del Museo del Relojero Losada en Iruela, que recoge su andadura vital a través de documentos y piezas salidas de sus manos.
Fulgencio Fernández | 09/03/2019 A A
Imprimir
Relojero de Losada... e Iruela
Museos Iruela inaugura un museo en memoria de su ilustre hijo José Rodríguez de Losada
Una de las historias más repetidas del Relojero Losada de ese impresionante personaje que fue El Relojero Losada (José Rodríguez de Losada, Iruela 1801-Londres 1870) es aquella que cuenta que siendo pastor del ganado de la familia perdió alguno de los animales que cuidaba, el sustento de la casa, y que asustado por la reprimenda que se avecinaba fue cuando marchó por el monte a recorrer mundo, llegando a ser una de las personalidades más destacadas de su tiempo, siendo primero Oficial del Ejército Español durante el periodo del Trienio Liberal, fue nombrado Caballero de la Orden de Carlos III, Relojero Cronometrista de la Marina, amigo de José Zorrilla y uno de los grandes relojeros de Inglaterra con obras por medio mundo, una de ellas el Reloj de la Puerta del Sol, el más famoso de España pues cada final de año se retransmiten desde él las campanadas de Fin de Año, en todas las cadenas.

Lo que también se sabe de su biografía es que «el relojero» jamás olvido a su tierra, de hecho la llevó a su apellido pues el De Losada se refiere a su tierra, al municipio al que pertenece su pueblo, Iruela, donde ya tiene un modesto monolito.

Chencho García Rodera, presidente de la Junta Vecinal de Iruela desde hace 20 años, acogió con gran interés la idea y así fue dando pasos para crear el Museo del Relojero Losada, en un lugar muy apropiado a la historia del ilustre vecino. «Teníamos un edificio público, de la Junta Vecinal, muy vinculado a nuestro pasado ganadero pues fueron en tiempos los llamados toriles; un lugar que además es fiel a la arquitectura popular de Cabrera y está muy cerca de la escultura que recuerda al relojero. Por otra parte, se estaba deteriorando y era una forma de conservarlo».

Ya es una feliz realidad. Ya se inauguró el pasado domingo con asistencia de los alcaldes de la comarca y gentes que, con Chencho, han luchado mucho por que el museo fuera una realidad, como Beatriz Vigalondo, que con Isabel García luchan desde Madrid por la dignidad de la memoria de Losada. También con los estudiosos Marcelino González y Javier Prada, autores de numerosos estudios sobre este personaje y también ‘culpables’ de la presencia en Iruela de muchas de las piezas de este nuevo museo.

También este «comando en Madrid» lucha porque José R. Losada tenga en la capital una calle digna. «A través de Andrés Trapiello llevamos la propuesta a la Comisión de la Memoria Histórica «ye le dieron una calle muy modesta y mal iluminada. Ellos mismos entendieron que la figura de Losada merecía otra cosa y en ello están» pero, señaló Bea Vigalondo, «es triste que cuando nos preguntan que en nombre de quién hacemos la petición «tengamos que decir que de la Junta Vecinal de Iruela, la Diputación debía asumir esta iniciativa». También sugirió la idea de hacer una Ruta de los Museos de Cabrera.
Volver arriba
Newsletter