Publicidad
Regresan las hacenderas de Pro Monumenta

Regresan las hacenderas de Pro Monumenta

LNC CULTURAS IR

La maleza y la hierba había crecido más que en años anteriores. | D.G. LÓPEZ Ampliar imagen La maleza y la hierba había crecido más que en años anteriores. | D.G. LÓPEZ
L.N.C. | 20/07/2020 A A
Imprimir
Regresan las hacenderas de Pro Monumenta
Patrimonio El regreso a las hacenderas de Pro Monumenta ‘casi’ era obligado en el monasterio de Sandoval, que siempre ha sido objeto prioritario de cuidado por parte de esta asociación
El monasterio de Santa Maria de Sandoval, en el municipio de Mansilla Mayor y a tiro de piedra de Mansilla de las Mulas, ya tiene oficina de turismo y guía por unos meses, todo un logro que ha gestionado el ayuntamiento. Por esta razón y porque este monumento ha sido el de referencia y buque insignia de Pro Monumenta, que así lo eligió por el estado de ruina y abandono en que se hallaba, la Asociación de Amigos del Patrimonio Cultural de León, tras la parada impuesta por el Estado de Alarma, ha querido reiniciar en él sus conocidas hacenderas de limpieza, desbroce y adecuación de monumentos.

En esta ocasión, como en años anteriores, el objetivo era dejarlo en estado de revista para las cada vez más frecuentes visitas de turistas y peregrinos jacobeos que recibe durante el verano.

El equipo interviniente estuvo en esta ocasión compuesto por treinta personas: 16 miembros de Promonumenta, con su presidente Marcelino Fernández al frente, y 14 de los pueblos vecinos (Villaverde de Sandoval y Mansilla Mayor), encabezados por el concejal y diputado provincial del área de Cultura Pablo López Presa. El Ayuntamiento también incorporó a la hacendera con un tractor con útiles de carga para maleza, lo cual significó un gran alivio.

La limpieza, escobones en mano, de la gran sala de exposiciones y de todas las estancias interiores del monasterio, fueron el primer objetivo, seguido del desbroce de la maleza del claustro exterior y de sus pasillos perimetrales, muy crecida desde el invierno pasado.

La intervención concluyó con una visita a la iglesia, magnífico ejemplar del románico cisterciense del siglo XII, y a la enorme panera del monasterio, del siglo XVIII, cuyas obras de restauración están a punto de concluir -servirá como centro de visitantes- y han sido sufragadas por la Diputación de León, la Dirección General de Patrimonio de la Junta y el Ayuntamiento, con aportaciones de 185.000, 165.000 y 40.000 euros, respectivamente
Volver arriba
Newsletter