Publicidad
Recuerdos que alimenta el sol

Recuerdos que alimenta el sol

A LA CONTRA IR

Ampliar imagen
| 03/06/2021 A A
Imprimir
Recuerdos que alimenta el sol
Esa mirada de Gloria, 102 años, es impagable porque cuando sale de ese ensimismamiento de felicidad que le produce disfrutar de algo tan preciado como el sol, sentada en la piedra que es banco al lado de la carretera, abre el baúl de los recuerdos y va desgranando con prodigiosa lucidez canciones, coplas, romances, palabras, costumbres, tradiciones...

Un siglo de vida y de memoria alimentada por el sol.

Y si se lo pides le pone música, porque pocas hay que hayan tocado y toquen la pandereta como Gloria. Lo que ocurre es que en estas fechas no le apetece porque ha perdido en pocos meses a dos seres queridos y entre esas tradiciones que guarda en un siglo de memoria no es un asunto menor el silencio respetuoso ante el recuerdo de los que ya no están. «Aunque yo no quiero que a mí me guarden luto, que 102 años ya cumplidos y los que Dios me quiera dar son más para tocar las castañuelas que las campanas a muerto».

Y explica que aquellos por los que ella pena «eran todavía jóvenes», aunque pasaban de los noventa. Todo es relativo y, sobre todo, depende del respeto que a ti te infundan las tradiciones, que en su caso es mucho pues no en vano es la guardiana de las mismas.

Pero no la molestes. Deja que el sol alimente sus recuerdos.
Volver arriba
Newsletter