Publicidad
Recorriendo León en bici de montaña

Recorriendo León en bici de montaña

DEPORTES IR

Un instante de la presentación de la carrera que se llevó a cabo en el Decathlon. | MAURICIO PEÑA Ampliar imagen Un instante de la presentación de la carrera que se llevó a cabo en el Decathlon. | MAURICIO PEÑA
Jesús Coca Aguilera | 15/03/2022 A A
Imprimir
Recorriendo León en bici de montaña
BTT La Vuelta a León BTT reunirá a 600 corredores, de los cuales sólo un 10% son de León, entre el 13 y el 15 de mayo / Constará de 3 etapas, con Boñar de salida y La Robla de llegada
Empezó de forma humilde, pero poco a poco se ha ido convirtiendo en una cita de referencia a nivel nacional entre las carreras de bicicletas de montaña. Es la Vuelta a León en BTT, que este martes presentó en el Decathlon su V edición, en la que se mantendrá el formato de tres etapas de las anteriores.

La competición se celebrará entre el viernes 13 y el domingo 15 de mayo, esperándose un total de 600 participantes puesto que a dos meses vista ya hay más de 400 apuntados y quedan por tanto pocas plazas disponibles.

Una prueba deportiva y una oportunidad también de promocionar León y sus parajes, puesto que el organizador Carlos Jovellar reconocía durante la presentación que «apenas un 10% de los participantes son de León», siendo de hecho la representación mayoritaria del País Vasco «con unos 150 ya apuntados para este año» y existiendo siempre varios extranjeros en el pelotón, pues este año ya hay gente de Luxemburgo, Portugal o Francia, y el pasado hubo también de Suiza, Italia, Alemania, Bélgica o Afganistán.

La primera etapa será una contrarrreloj y la segunda la ‘reina’, con 70 kilómetros y 2.000 metros de desnivel La primera de las etapas se celebrará en Boñar, que participa por primera vez en esta carrera, y que acogerá una contrarreloj de 14 kilómetros cronometrados. Recorrerán aún así más los ciclistas, puesto que según explicaban desde la organización «se cuenta sólo el tramo central», que consistirá «en una subida de 10 kilómetros y una bajada muy técnica que hará que no sólo baste con ir fuerte hacia arriba».

La segunda etapa será la ‘reina’ y, al igual que sucederá con la última, saldrá y llegará desde La Robla. Será «la más larga y dura», con 70 kilómetros y 2.000 metros de desnivel positivo, que transcurrirán «por sendas, pistas, caminos, hayedos, robles e incluso un paso especial por el interior de una mina a cielo abierto».

Hay corredores de Francia, Luxemburgo, Suiza, Italia, Alemania, Bélgica, Portugal o Afganistán en la prueba Por último la tercera que cerrará la prueba tendrá 50 kilómetros y 1.000 metros de desnivel positivo, lo que hará que «para ganar la prueba haya que dosificar porque habrá que llegar con fuerzas al último día», y que tendrá un recorrido «muy variado y equilibrado, para el disfrute, con sendas, caminos y varias zonas para adelantar y que no se formen tapones».

«Este año hay una novedad y es que hemos intentado poner las etapas más iguales de nivel, bajando un poco el listón de la reina para que a la gente no le dé tanto miedo apuntarse», añadía Carlos Jovellar, que destacaba que lo que diferencia a esta prueba del resto es «el humanismo que hay: los voluntarios, la gente, la cercanía, los avituallamientos, la cecina, la cerveza, los recorridos, el ambiente... hay muchas cosas que no tienen otras Vueltas».

«Tampoco hace falta ser muy listo ni tener mucho don de organizar, simplemente con el terreno y la provincia que tenemos es suficiente para llegar a muchos sitios y muy lejos», concluía el organizador de la prueba.
Volver arriba
Newsletter