Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR

Reciclaje ideológico

BLOGGINGIR

06/07/2018 A A
Imprimir
Reciclaje ideológico
En el Ministerio de Agricultura parece que trabajan todos revueltos y que se reparten los altos cargos en amistad y armonía alrededor de una mesa. La continuidad en los altos cargos respecto al gobierno anterior con García Tejerina al frente, es tan llamativa, que uno ya no sabe con qué criterio se toman estas decisiones. Puede que ni el PP ni el PSOE hagan uso de su derecho a nombrar personas de confianza política para los altos cargos y que simplemente hayan elegido a los mejores para el desempeño de sus funciones, y que además hayan coincidido a la hora de decidir sobre quiénes son los mejores. Puede que el PP hubiera nombrado personal de confianza durante años en el equipo de Isabel García Tejerina, que realmente eran infiltrados, es decir, personas que aparentaban sintonizar con la derecha pero que en el fondo eran unos rojos. Puede, también, que el PSOE crea que los nombrados son de los suyos, de izquierdas, pero que por el contrario sean dignos de representar a la derecha más clásica y a la mínima le ‘hagan la cama’ al actual titular Luis Planas. Y también, puede que lo que ocurra en el Ministerio de Agricultura, a nivel de altos cargos, sea que esta gente, cuya preparación en principio no se discute, valgan tanto para un roto como para un descosido, y pueden girar de la derecha a la izquierda, y viceversa, según los resultados de las urnas o de las mociones de censura. Así las cosas, con un Ministerio de Agricultura donde están los mismos que estaban, con excepción del ministro o ministra, quienes se van a volver locos son los políticos de alto nivel, o los militantes de base, a los que toca defender la labor de los suyos y criticar la de los contrarios. Porque en Agricultura, si ahora los del PP critican la política que se haga, estarán criticando la política que diseñan los altos cargos que el partido nombró en su día, y si el PSOE critica la herencia recibida, pronto le recordarán que si no la compartieran habrían nombrado a otros para dar un giro. Son lobos de la misma camada.
Volver arriba
Cerrar
Iniciales LNC

Editorial

Icono viñeta con el texto Lolo

La Viñeta

Silueta de la escultura La Negrilla

La Negrilla

Carta

A pie de calle