Publicidad
‘Rasgos’ o la naturaleza escurridiza de la literatura

‘Rasgos’ o la naturaleza escurridiza de la literatura

CULTURAS IR

La escritora Elena Santiago será homenajeada por Javier Carrasco en el artículo que abre este miércoles su nuevo serial ‘Rasgos’. | EDUARDO MARGARETO (ICAL) Ampliar imagen La escritora Elena Santiago será homenajeada por Javier Carrasco en el artículo que abre este miércoles su nuevo serial ‘Rasgos’. | EDUARDO MARGARETO (ICAL)
José Javier Carrasco | 05/01/2021 A A
Imprimir
‘Rasgos’ o la naturaleza escurridiza de la literatura
La Nueva Crónica inicia este miércoles un nuevo serial que a lo largo de veintiséis semanas tendrá a la literatura como motivo exclusivo y a León como eje central
'Rasgos’ es una propuesta encadenada a otra anterior, ‘Trazos’, aparecida semanalmente entre los meses de enero y junio de 2020 en La Nueva Crónica. En la segunda se pretendía unir literatura y cotidianeidad  mostrando un León familiar. Ahora la literatura es el motivo exclusivo de los veintiséis artículos que componen ‘Rasgos’ y León continúa siendo el eje central sobre el que pivota la colaboración. Autores leoneses o vinculados de algún modo con León, o temas relacionados con la ciudad o algún espacio de la provincia, asoman a lo largo de esos veintiséis artículos. Autores tan conocidos como Antonio Pereira, Victoriano Crémer, Josefina Aldecoa, José María Merino, Juan Benet, Julio Llamazares, etc. Otros menos conocidos como Javier Tomé, Idelfonso Rodríguez, Miriam Alonso y desconocidos, como es mi caso o los de Rocío Rodríguez Herreras y Emilio Alonso Pelegrín, son algunos de los nombres elegidos, las teselas que componen  este mosaico al que he bautizado con el nombre genérico de ‘Rasgos’, la palabra que hace alusión a aquello que nos define y de paso nos vuelve singulares a los ojos de los otros. Y nuestras lecturas acaban definiéndonos  con igual exactitud, son de algún modo, una forma especial, distintiva, de nuestros ‘Rasgos’ personales.  

Todos los artículos se refieren a obras literarias, la mayoría libros de relatos o cuentos  concretos de esos libros de relatos, pero también a algunas novelas e incluso a una obra de teatro de Lope de Vega, ‘Los Prados de León’. Apenas existen referencias al conjunto de la obra de sus autores.  La mirada se centra en el tema abordado, en lo que me sugiere y creo más importante destacar.  En ‘Rasgos’ no se intenta hacer tanto crítica literaria como reflexionar sobre la naturaleza escurridiza de la literatura, de las motivaciones que empujan a escribir o leer, y de lo que eso supone (un modo de aprendizaje al que nunca se acierta a poner punto final). Todo encuadrado en el trasfondo social, la vida en un tiempo y espacio determinados, que acompañan a cualquier obra de ficción. En ocasiones, asoma la pregunta sobre la vinculación personal con algunas de las obras elegidas, qué nos lleva a optar por un autor o un libro y no otro, una pregunta que espero sirva para que el lector se interrogue también él por la caprichosa trama de motivaciones distintas que da forma a una biblioteca, la nuestra, que nos acompaña a lo largo de la mayor parte de la vida y tiene, en ocasiones, mucho que ver con cómo somos y en qué creemos.

Una curiosidad: todos  los artículos, en la redacción original, constan de treintaiuna  líneas, que es el número trece invertido, número que los supersticiosos evitan y al que yo doy la vuelta. Onceavo número primo; número once que para Juan Eduardo Cirlot simboliza, entre otras cosas, la transición. Palabra que el diccionario de María Moliner define como «acción de cambiar o pasar de un estado, manera de ser o manera de hacer una cosa a otro». Y eso es lo que espero con estos artículos, contribuir a cambiar en algo tu forma de leer ficción.
Volver arriba
Newsletter