Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad
Ramón reconoce la precariedad en la limpieza y obliga a FCC a alquilar un camión

Ramón reconoce la precariedad en la limpieza y obliga a FCC a alquilar un camión

ACTUALIDAD IR

La recogida de basuras es precaria, como asumen los trabajadores y el propio alcalde. | M.I. Ampliar imagen La recogida de basuras es precaria, como asumen los trabajadores y el propio alcalde. | M.I.
Mar Iglesias | 07/11/2019 A A
Imprimir
Ramón reconoce la precariedad en la limpieza y obliga a FCC a alquilar un camión
Municipal La gestión directa del servicio debe esperar a la sentencia en el conflicto de adjudicatarias, pero en mantenimiento de zonas verdes sera inmediata
El alcalde de Ponferrada, Olegario Ramón asume que la situación del servicio de limpieza en la ciudad es "defectuoso desde hace años, manifiestamente mejorable", como denuncian los trabajadores. Una situación que justifica en el contrato anulado de 2014 que ha dado lugar a varios contenciosos entre adjudicatarias, uno de ellos aún por resolver interpuesto por la empresa Urbaser. "Dependemos de lo que decida esa sentencia", dijo el regidor en la celebración del patrón de los basureros, San Martín de Porres, para lo que no supone plazos. Sí asegura que todo está preparado para, una vez que se conozca la sentencia, se pueda caminar hacia un contrato puente de dos años más uno para "prepararnos para la gestión directa", a no ser que ese dictamen judicial diga que debe darse el contrato a Urbaser "tendríamos otra situación jurídica compleja", dice.

Ramón asume las deficiencias, sobre todo la más sangrante, ante la que ya ha tomado medidas, que ha sido la recogida a mano de los contenedores por parte de los trabajadores, al fallar uno de los camiones de carga trasera "eso en 2019 no puede ocurrir".

La situación ha hecho que se tomen medidas, incluyendo en los remanentes la compra de un camión, que se suma a otro recogido en el presupuesto de 2019. Pero además, de manera urgente, se ha procedido a dar instrucción a la empresa que actualmente lleva el servicio, FCC, de que alquile un camión de carga trasera "para que no vuelva a ocurrir" la recogida manual.

Uno de los tres camiones de recogida sigue dando problemas y está en el taller en Madrid, otro es pequeño y el tercero es el más antiguo "y puede fallar", por eso la intención es tener uno en reserva.

Pero la solución a largo plazo, según Ramón será la de hacerse con el servicio "si podemos tomar una decisión a raíz de la sentencia del Tribunal de Justicia" y de acuerdo con los técnicos. Sí anunció que en la otra pata del contrato, la de mantenimiento de parques y jardines "los técnicos creen que ya estamos en condiciones de asumir la gestión directa".

Ramón
da la razón a los trabajadores en la situación precaria que viven "el servicio es altamente deficitario", tanto en personal, algo que no asume la empresa, y en medios "hay que solucionarlo poco a poco y, con la nueva licitación se contemplarán ambas carencias".

Pero mientras, el Consistorio incrementará las inspecciones técnicas a la empresa con el fin de que "cuando se proceda a liquidar el contrato, esas deficiencias tengan repercusión en la propia liquidación".

Un servicio sin herramientas y con 20 operarios por debajo de lo necesario


Desde el comité de empresa, Javier Gómez reiteraba la petición al consistorio para que se haga con la gestión directa del servicio "porque no vemos la luz al final del túnel", asegura "hay que empezar a trabajar porque la situación es insostenible".

Falta personal, dice, la mayor carencia. En 2006 apunta que eran 96 empleados y hoy son 75, no hay maquinaria o no funciona. "Hay un soplador para veinte trabajadores, cuando llegó a haber seis. Los barrenderos no pueden hacer su trabajo porque solo hay una barredora que funcione, las otras dos están estropeadas".

Gómez reconoce que la principal preocupación de los operarios es la mala calidad de la limpieza que se está ofreciendo, pero asegura que necesitan una veintena de personas más para realizar los trabajos.

"Llevamos varios años así y no se adopta ninguna decisión", lamenta, y mientras, asegura que se pone en peligro su integridad con la recogida manual, que anuncia que denunciarán a Trabajo, como todas las deficiencias de ese nivel que perciban "porque es la empresa la que nos obliga a hacerlo", dice. A FCC reprocha no contar con los camiones en buen estado y que sea ahora el Ayuntamiento quien le apremie a que tenga uno de reserva. A día de hoy uno de los vehículos, el que los trabajadores llaman "el abuelo" está usándose pero puede averiarse en breve. El nuevo, que llaman "el Goliat" tiene un problema de adherencia y les pone en peligro a ellos y a quienes pasen por la calle.

Los trabajadores no dan un plazo para que se proceda al paso a la gestión directa, que consideran que será lo que soluciones la situación, pero piden premura en ello.
Volver arriba
Newsletter