Publicidad
Ramón decide recurrir la sentencia que anula la central de calor por evitar una debacle financiera al Ayuntamiento

Ramón decide recurrir la sentencia que anula la central de calor por evitar una debacle financiera al Ayuntamiento

EL BIERZO IR

El alcalde de Ponferrada ha ordenado cautelamente la paralización de la licencia de inicio de actividad de la central de calor. | Ical Ampliar imagen El alcalde de Ponferrada ha ordenado cautelamente la paralización de la licencia de inicio de actividad de la central de calor. | Ical
L.N.C, | 24/07/2020 A A
Imprimir
Ramón decide recurrir la sentencia que anula la central de calor por evitar una debacle financiera al Ayuntamiento
Tribunales El alcalde de Ponferrada explica que es un proyecto heredado en el que él habría tomado otras decisiones / Paraliza cautelarmente la licencia de inicio de actividad para la instalación
El Ayuntamiento de Ponferrada presentará recurso contra la resolución del Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 1 de León que anula y deja sin efecto las actuaciones administrativas “por no ser ajustadas al ordenamiento jurídico” relacionadas con la central y la red de calor de la ciudad.

El alcalde, Olegario Ramón, asegura que ha tenido que “aparcar sus preferencias y simpatías personales y de partido” para defender los derechos generales de los vecinos de Ponferrada con el objetivo de evitar que el Consistorio se enfrente a “una nueva debacle financiera”.

Al respecto, Ramón recordó que el proyecto es una “decisión heredada” del anterior equipo de Gobierno, que dejó la infraestructura prácticamente concluida, junto a la red de intubación que se despliega por una parte de la ciudad. Tras reconocer que el actual equipo de Gobierno “no habría tomado esa decisión”, el regidor destacó que su obligación es “apurar las posibilidades jurídicas que brinda la ley” y “defender los intereses económicos de la administración municipal”.

En ese sentido, admitió que presentar este recurso es “una decisión muy difícil de adoptar” que se ha tomado en base al criterio de los servicios jurídicos y de los servicios técnicos de la institución municipal, que esgrimen que la instalación es un equipamiento y no una instalación industrial, como señala la sentencia. Además, la decisión también sirve para salvar una posible responsabilidad patrimonial por parte del Ayuntamiento.

Aunque reconoció que la concesión de la autorización y la posterior construcción de la central de calor fueron decisiones “muy discutidas en su momento”, Ramón pidió “comprensión” al colectivo vecinal del barrio de Compostilla y a otros colectivos contrarios a la red de calor. De manera cautelar, el Ayuntamiento suspenderá el expediente de comunicación de inicio de actividad, así como el expediente de adquisición de suministro, que también estaba iniciado, así como cualquier acometida o enganche de los edificios públicos a la red de calor.

Bierzo Aire Limpio y la Asociación de Vecinos de Compostilla, los colectivos que denunciaron las licencias de la central de calor por considerarlas irregulares, han solicitado al Ayuntamiento la anulación de oficio de la licencia de primera ocupación concedida el 8 de marzo "por ser contraria a Derecho" y pedían al alcalde que ejecutara la sentencia. 
Volver arriba
Newsletter