Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad

Rafa Sánchez: "Contra la violencia machista no podemos caminar, hay que correr"

Rafa Sánchez: "Contra la violencia machista no podemos caminar, hay que correr"

CULTURAS IR

El cantante y compositor madrileño, Rafa Sánchez, ayer en Astorga tras recorrer los 50 kilómetros que le separan de León. | MAURICIO PEÑA Ampliar imagen El cantante y compositor madrileño, Rafa Sánchez, ayer en Astorga tras recorrer los 50 kilómetros que le separan de León. | MAURICIO PEÑA
Joaquín Revuelta | 25/07/2017 A A
Imprimir
Rafa Sánchez: "Contra la violencia machista no podemos caminar, hay que correr"
Sociedad El cantautor madrileño ha querido visibilizar la urgencia de erradicar la violencia machista con una singular iniciativa: realizar corriendo el Camino de Santiago. El lunes recorrió los algo más de 50 kilómetros que separan León de Astorga
Hacer el Camino de Santiago a la carrera. Ese es el objetivo que se ha propuesto el cantautor madrileño Rafa Sánchez para visibilizar la urgencia de erradicar de una vez por todas la violencia machista de la sociedad española. El proyecto ‘Zancadas contra el machismo’ cuenta con el respaldo de un buen número de organizaciones, como la Asociación Generando Igualdad, la Federación de Asociaciones de Mujeres Separadas y Divorciadas, la Federación de Mujeres Progresistas y la Fundación Mujeres, además del apoyo de personalidades del mundo de la cultura y la comunicación, como las actrices Bárbara Goenaga y Belén Rueda o los periodistas Javier del Pino y Manu Carreño, entre otros. El pasado domingo, Sánchez llegaba a la capital leonesa y ayer tenía previsto recorrer los algo más de 50 kilómetros que separan León y Astorga. Cada día comparte un vídeo resumen de lo vivido en cada una de las etapas. Este periódico se puso en contacto con Rafa Sánchez tras su llegada a la capital leonesa. Reconoce que está resultando «una experiencia vital que me va costar digerir algún tiempo porque se están produciendo encuentros muy hondos de una realidad que a mí me toca mucho en lo personal y también en lo social. Hasta ahora todo está resultando muy bien porque está generando mucho ruido en las redes y en los medios, y el objetivo, que era crear una conversación global en torno a la violencia machista, pienso que se está cumpliendo sobradamente».

Rafa Sánchez confiesa ser un enamorado de los símbolos y los gestos. «Los símbolos tienen muchísima capacidad de penetrar en el paradigma cultural de la colectividad que somos. Entonces se me ocurrió que contra la violencia machista no podemos caminar, hay que correr. Y en base a esa idea surgió la posibilidad de hacer el Camino de Santiago a zancadas. Hace ya algunos años que venía pensando en intentarlo, porque también es un reto físico importante. Este año, que me venía bien, me he atrevido, pero la idea, como te decía, es que para combatir al machismo no basta solo con caminar sino que hay que correr», destaca el músico madrileño, para quien la elección de la Ruta Jacobea para realizar esa ‘carrera’ contra esta lacra social que nos azota era de lo más acertada porque «es un espacio en el que sabía que me iba a encontrar con mucha gente y yo quería aportar no solamente lo que es el esfuerzo físico sino una profundidad de mirada frente a esta realidad, y con la ayuda de Miguel Lorente poder editar un vídeo diario con las conversaciones que mantengo con otros peregrinos, con la gente que me encuentro por el camino, con pastores o abuelas que veo tomando el sol. Lo que tratamos de hacer es profundizar en la realidad del machismo con el fin de desvelar el sustrato cultural que ha generado y que genera identidad».

El cantautor madrileño señala que hace ya tiempo descubrió en el proceso creativo colaborativo una herramienta de transformación personal y social muy poderosa que le ha atrapado literalmente. «Ni el mejor concierto en el mejor de los escenarios posible se le puede comparar al grupo de personas que comparten su vida, que hablan, que comparten su dolor, sus esperanzas y su capacidad de lucha también. Más se le parece a ser un cauce, una mediación para tratar de darle la vuelta a todo ese sufrimiento y al color de la música convertirlo en canción. Pienso que es un proceso extremadamente gratificante y sobre todo muy lleno de sentido, porque a estas alturas del partido y de mi vida lo que trato es de vivir con sentido las cosas que hago. Lo que me importa es aquello que está pegado a la esencia del sufrimiento humano y la música es una buena herramienta para abordarlo».

Rafa Sánchez se siente muy afortunado de haber podido compartir una comunicación profunda y un vínculo emocional muy estrecho con las víctimas de la violencia de género. «Yo me he dejado raptar por esas realidades y tengo la nitidez absoluta de que me hace mejor persona. El estar cerca de esas personas, conocer de primera mano su sufrimiento, pone en evidencia la gran ignorancia, la enorme pobreza también y la ceguera que supone vivir sosteniendo un ego que no tiene ningún sentido», asegura.

En principio, y si las piernas le siguen respondiendo tiene previsto llegar a Santiago de Compostela el próximo lunes, último día del mes de julio. Provisto de un diario con las experiencias del viaje y las canciones que van surgiendo en cada etapa, no descarta publicar con el tiempo un disco sobre sus vivencias en el Camino. «No vine con esa intención pero tampoco te voy a decir que no pueda darse el caso. Hacer más de 500 km corriendo implica un punto de hondura y meditación que tiene la misma densidad que el acto creativo», concluye Sánchez.
Volver arriba
Newsletter