Publicidad
Rabia feminista y municipal por la salida de la cárcel de Pedro Muñoz

Rabia feminista y municipal por la salida de la cárcel de Pedro Muñoz

EL BIERZO IR

Representantes de la Plataforma, este miércoles en la plaza del Ayuntamiento en la protesta. D.M. Ampliar imagen Representantes de la Plataforma, este miércoles en la plaza del Ayuntamiento en la protesta. D.M.
M.I. | 25/05/2022 A A
Imprimir
Rabia feminista y municipal por la salida de la cárcel de Pedro Muñoz
Sociedad La concejala de Podemos del Ayuntamiento de Ponferrada considera "cruel" su libertad provisional sin que haya acabado el proceso de instrucción
La Plataforma contra las Violencias Machistas del Bierzo y Laciana se manifestó el miércoles a las 20:00 horas para mostrar su indignación que decretaba la libertad provisional para el ex edil Pedro Muñoz tras dos años en prisión, a la espera aún de juicio, acusado de intento de homicidio y malos tratos continuado a su esposa, Raquel Díaz. Cerca de 200 respaldaron la protesta en la que se leyó un manifiesto recordando la crueldad del caso y lamentando que la víctima pueda "incluso encontrarse con su agresor por la calle".  Han pedido la revocación de la decisión.

Ha habido más reacciones. Por su parte, la concejala de Podemos en el Ayuntamiento de Ponferrada, Lorena González, no ha soportado la rabia de conocer la noticia.  González califica de "injusta y cruel" esa decisión además de "incomprensible", puesto que pone en libertad a un agresor "antes de cerrar la fase de instrucción. No se han recabado todas las pruebas y testimonios a tener en cuenta en el juicio", critica.

Pero además, se concede ese beneficio que se solicitó por última vez por los letrados de Muñoz en febrero, cuando se le negó por considerar que había riesgo de fuga o de alterar pruebas. Además, apunta que no se ha tenido en cuenta la vulnerabilidad de la víctima, aspectos, todos ellos, que no han cambiado tres meses después, cuando la decisión es otra. El enfado de González es mayor porque asegura que se podrían haber adoptado otras medidas que tienen que ver con prorrogar esa medida de prisión provisional incluso dos años más.

Desde el PCE del Bierzo, Isabel Maroto califica de “absoluta vergüenza” esta decisión y critica que no se haya celebrado el juicio después de dos años.

Maroto denuncia la situación que se crea a partir de ahora puesto que el encarcelado por violencia machista saldrá en libertad provisional mientras su víctima “podría cruzarse con él a pesar de la orden de alejamiento de 500 metros”. “Se vulneran los derechos de las víctimas y se pone en riesgo su seguridad y su salud, mientras el maltratador esté libre”, explica.

“Estos casos deberían ser prioritarios para la justicia. Debemos implantar medidas que de una vez por todo se centren en aportar seguridad a las personas más vulnerables, en este caso las víctimas de la violencia patriarcal”, sentencia.

Otro  colectivo Feministas Bercianas también reaccionaron a este dictamen convocando una concentración en repulsa "de la justicia patriarcal", explican, por la puesta en libertad provisional de Muñoz. Será este jueves, 26 de mayo, en la plaza del Ayuntamiento de Ponferrada a las 19:30 horas.

Desde la organización afirman no comprender "cómo es posible que, cumpliéndose todos los condicionantes de riesgo que se contemplan a la hora de determinar una prórroga de la prisión preventiva, se haya tomado la decisión de dejarle en libertad". Además, Feministas Bercianas apunta que esta decisión no se trata de un caso aislado dentro del sistema judicial sino que "responde a un pensamiento patriarcal tan arraigado que desprotege y estigmatiza a las víctimas de violencia machista de forma sistemática".

Señalan también a Podemos y PSOE por su instrumentalización del feminismo: "No podemos olvidar que el pacto de la vergüenza sigue vigente; que los mismos partidos políticos que hoy convocan otra concentración poniendo el grito en el cielo, escudados por la Plataforma que lideran, son los mismos que gobiernan junto a Coalición por el Bierzo, el partido del propio Pedro Muñoz, que al conocerse los hechos no sólo no mostró rechazo o condena alguna sino que se deshizo en halagos hacia el agresor ensalzando públicamente su figura en detrimento de la víctima y con una falta de respeto inaceptable no sólo hacia ella sino hacia todas y cada una de las víctimas, afean.
Volver arriba
Newsletter