Publicidad
R4, el ‘robot maravillas’ de Abanca

R4, el ‘robot maravillas’ de Abanca

ACTUALIDAD IR

\ Ampliar imagen \"Yolanda, este es tu momento de gloria con la prensa\", espetó el robot R4 a una em,pleada de Abanca. | DANIEL MARTÍN
Susana Martín | 05/04/2017 A A
Imprimir
R4, el ‘robot maravillas’ de Abanca
Banca La entidad financiera presenta un ‘ayudante’ capaz de colaborar en labores comerciales
Si cuando llegas a tu oficina bancaria te recibe un ‘paisanín’ blanquito y canijo que parpadea con unos ojos enormes y te saluda con un ‘Soy el robot maravillas, ¿tú como te llamas?’, es fácil que te saque una sonrisa. La escena se repitió este miércoles varias veces en la oficina principal de Abanca en León, donde tuvo lugar la presentación de este singular ‘ayudante’ llamado R4 y ‘nacido’ para facilitar y agilizar algunas labores en el banco.

Lamas: La presencia del robot autómata en las oficinas de Abanca en ningún caso puede sustituir a nuestros profesionales «Encantado de conocerte. Dime, ¿qué querías hacer?», iba espetando el aparato a los clientes que hacían cola para ser atendidos. «Aquí donde me ves, aparentemente torpe, tengo superpoderes», soltaba R4. Y a los empleados del banco: «Por favor, chicos, ponedme el uniforme». En cuanto lo ataviaron con capa roja y gafas futuristas, carcajadas en la oficina. Y siguió rajando el robot: «¡Es mi famoso superbaile, sígueme si puedes!», para acto seguido marcarse el baile del caballo, aquel ‘Gangnam Style’ que causó furor hace unos años.

La función principal del nuevo dispositivo autómata de Abanca es la de canalizar las consultas de los clientes para agilizar así las esperas. R4 se encargará de derivar a los clientes hacia los canales autoservicio o a distancia, facilitando la labor comercial posterior.

El director territorial de Abanca en León y Asturias, Marcos Lamas, explicó a la prensa durante la presentación del singular ‘ayudante’ de la entidad bancaria que se trata de un proyecto de innovación de Abanca.

«Queremos conocer cómo nuestros clientes interactúan con la tecnología», señaló Lamas, que precisó que el robot –realizado con tecnología japonesa y diseño de software gallego– gestionará colas, dirigirá a los clientes y ayudará a los gestores, entre otras labores según el ‘tráfico’ de la oficina.

Sin embargo, el director territorial de Abanca quiso hacer hincapié en que la presencia del robot autómata «en ningún caso puede sustituir a nuestros profesionales».

Tras su paso por Madrid y Galicia, el pizpireto asistente R4 se presentó en sociedad en León (por la tarde estuvo animando al Ademar en el partido contra el Granollers) y este jueves llegará a Oviedo. «Después, valoraremos cómo se puede desarrollar su labor a futuro», señaló Lamas, para quien el principal objetivo es «entender las necesidades de los clientes».

Abanca, que cuenta con 48 oficinas en la provincia leonesa, es una entidad financiera española con sede en Galicia, y es filial del banco venezolano Banesco. La entidad surgió el 14 de septiembre de 2011 bajo la denominación social NCG Banco, como resultado del proceso de segregación del negocio bancario de Novacaixagalicia, que a su vez fue el resultado de la fusión de Caixa Galicia y Caixanova. En diciembre de 2014, NCG cambió su denominación social por Abanca, que ya operaba bajo esa marca desde el 27 de junio de 2014.
Volver arriba
Newsletter