Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad
¿Quién es quién?

¿Quién es quién?

OPINIóN IR

19/09/2019 A A
Imprimir
¿Quién es quién?
Hay algo que me preocupa mucho más que el intrusismo profesional y es el auge vertiginoso de la aparición de nuevos artistas, en los que incluyo cualquier manifestación artística. El botón me gusta de las redes sociales está haciendo mucho daño y déjenme que me explique. Como caso hipotético voy a suponer que me gusta mucho la arquitectura, he dicho esto pero podría decir cualquier otra profesión. Ahora bien, realizo unos bocetos en casa, los desarrollo, los convierto en planos y de paso hago una maqueta física y otra virtual con un programa 3D. El siguiente paso sería subir todo este material a mis redes sociales y esperar que mis amigos virtuales empiecen a votar y comentar. Y todo esto a base de leer revistas especializadas y alguna que otra información, sin formación en el tema y ninguna supervisión de otro arquitecto. Me levanto un día cualquiera y al ver mis redes sociales tengo muchos votos y comentarios positivos, amigos me quieren animar, pero yo me lo creo y en los meses siguientes subo nuevos proyectos, con los mismos resultados en las redes sociales. Mi ego comienza a sentirse admirado y querido y por supuesto siempre quiere más, tiene sed de fama y reconocimiento, seguiré alimentándolo. ¡Ya soy arquitecto! Me anuncio en mi redes sociales como tal, en principio como algo liviano, un hobby más, no pasa mucho tiempo y en la presentación de mis redes sociales comienzo a poner arquitecto. Crece la bola de nieve, lo que no sé es que la pendiente es cada vez más brusca y prolongada, todo parece ir bien. Del final de todo esto, aún no lo se, el tiempo lo dirá. ¡Qué atrevimiento! Así estamos, personas que publican libros y aún no entiendo como hay alguien que se atreve a publicarlo. Fotógrafos o videocreadores que mejor que aparquen la cámara e incluso atrevimientos que ocupan espacios públicos, ¿quién es quién? No me vendan la moto, porque no cuela y menos aún intenten que me haga cargo de algo en lo que no creo. Esto es más serio de lo que se puedan creer ustedes, al margen de la confusión que pueda generar, un legado de este tipo para generaciones futuras no es de rigor y personalmente me causa un gran estupor, de paso acabo de crear una rima, fíjate tú, ya soy poeta, sin quererlo, que es lo mejor. Cosas de patio, mejor de corral de comedia y así recupero esta manifestación teatral pública de patios y corrales, es que no paro, ahora soy historiador, otra vez más sin quererlo. Si que es fácil esto de quién es quién, ¡ay! ¡ay! ¡ay!
Volver arriba
Newsletter