Publicidad
Que es gerundio

Que es gerundio

OPINIóN IR

13/05/2020 A A
Imprimir
Que es gerundio
Ayer me arriesgué a pasar por la calle Padre Isla, por donde tantos años me dirigía hacia el trabajo. Puesto a elucubrar, como hay tiempo de sobra, pensé que dicho clérigo era de mal gerol. ¿Por qué sitúa al Zote en un modesto pueblo de Tierra de Campos, como Campazas? ¿Sería por su arrogancia de montañés, o por no indisponerse con sus paisanos? Lo propio era Fray Gerundio de Modino, de Aleje o del propio Vidanes, pues el buen humor, empieza por uno mismo.

Tanto los pueblos de la Montaña, como Tierra de Campos tienen en común lo que ahora llaman «España Vaciada». Aunque, más que un participio, se ajusta el gerundio, «vaciando», porque ya estamos en ese proceso cuyo fondo es más negro que la boca del lobo.

En León, el proceso fue un sacrificio durísimo, que nos privó de los recursos más básicos como la minería y cuanto dependía de ésta. De industria no mucha porque, básicamente, carecemos de ella. En cuanto al campo, su malestar, ya lo expresaron los agricultores en su épica manifestación de tractores.

Otro acontecimiento reivindicativo, fue la manifestación «por el futuro de León» que derivó en una «mesa por León» que es pasto de la carcoma. En aquella manifa, recuerdo el patinazo del líder de CCOO, Pepe Álvarez, que no se enteró y habló del bienestar de León en Castilla, cuando se trataba de la segregación de León de la autonomía castellana y su Junta autonómica, que ni invierte en León, ni lo defiende ante el gobierno central: demasiado PP aquí y excesivo PSOE en Madrid. Pero pactar ahora con Sánchez, es imposible, pendiente de su débil imagen y del proceso de vaciado de poblacional: viejos, sanitarios y pobres diablos que se toman en serio las bobadas y mentiras que emiten las televisiones. Cómo será la cosa que los supuestos expertos que le asesoran, los mantiene en el anonimato. O le da vergüenza presentarlos o son meros expertos en alcanzar un buen pago, en gratitud. La historia me enseñó que Roma no pagaba traidores. Hoy, si tienes una ambición política, requisito imprescindible. Aún viviendo entre la peste y el engaño, no olvidamos las palabras de Sánchez contra sus compinches actuales, y en lo que derivó. En lo que «irá derivando», que es gerundio.
Volver arriba
Newsletter