Publicidad
Que Bidasoa suponga un punto de inflexión y no un espejismo

Que Bidasoa suponga un punto de inflexión y no un espejismo

DEPORTES IR

Liapis intenta zafarse de un defensor durante el partido frente al Bidasoa. | MAURICIO PEÑA Ampliar imagen Liapis intenta zafarse de un defensor durante el partido frente al Bidasoa. | MAURICIO PEÑA
Jesús Coca Aguilera | 16/10/2021 A A
Imprimir
Que Bidasoa suponga un punto de inflexión y no un espejismo
Balonmano / Liga Asobal El Ademar busca confirmar su reacción este domingo (12:00 horas), de nuevo sin zurdos en la primera línea, en la caliente pista del duro Cuenca
En sólo cuatro días el Abanca Ademar cambió su cara radicalmente. El mismo equipo que venía de sufrir cuatro derrotas en cinco partidos y tocaba fondo tras ser apalizado por ocho goles en la pista de un Nava que le endosaba 39 convirtiéndole en la peor defensa de la liga, se transformaba aplastando 34-25 al actual subcampeón, al que sólo había derrotado esta temporada el Barcelona.

Que ese partido con el Bidasoa suponga un punto de inflexión y no únicamente un espejismo es lo que pretende el Abanca Ademar, que este domingo a partir de las 12:00 horas (por la Liga Sports TV de pago o por Castilla-La Mancha Media, CMM, que se puede ver por internet) tiene una dura prueba para confirmar su reacción.

Porque visita una de las pistas más calientes de la liga, el Sargal, y a uno de los equipos más sólidos y que más dureza imprime a su juego de la Asobal, un Cuenca que ha tenido también un comienzo de altibajos y llega con seis puntos en la tabla como los leoneses.

¿La peor noticia para Cadenas? Que de nuevo deberá jugar sin zurdos en la primera línea, pues la llegada del coreano Kim está prevista para la próxima semana y a Jozinovic le queda aún más de mes y medio de baja por delante, por lo que de nuevo Virbauskas será el encargado de adaptarse a ese puesto e intentar desde ahí hacer daño con sus penetraciones, con Boskos como alternativa cuando no esté el lituano.

Ademar ha ganado en seis de sus siete últimas visitas a un Cuenca que ya derrotó este año a Benidorm y Anaitasuna Esa circunstancia, unida al reducido papel que viene teniendo Soljic y al nulo en condiciones normales de Lodos, provocará que de nuevo Ademar tenga una rotación muy corta, con nueve jugadores de campo para seis puestos, algo que con sólo un partido por semana es mucho más asumible que cuando hay competición europea por el medio.

Eso sí, donde estará una de las batallas que marcará el partido será en la portería. Allí espera también despejar dudas en el Ademar Bomastar, que viene de un excepcional encuentro que rompió varios negativos; pero tiene también muchísimos problemas Cuenca, que echa de menos a un Leo Maciel que se fue al Barça, siendo ahora el titular un Samu Ibáñez que cuando el argentino estaba tenía un papel muy reducido.

Ese es uno de los problemas de los manchegos, al cual se unen los problemas físicos del que debiera ser su referencia en ataque, el central Pablo Simonet, que está forzando para jugar pero haciéndolo con molestias y muy lejos de su mejor nivel.

La portería, de las mejores con Maciel y un problema ahora, y los problemas físicos de Simonet, lastran al Cuenca Pese a ello los de Lidio Jiménez ya han sido capaces de tumbar en su feudo a una de las mejores plantillas de la liga como es la del Benidorm (29-28) y al Antequera (33-20), así como de sorprender en su casa al Anaitasuna (30-31). Sus lunares, pues la derrota en Barcelona (38-20) se daba por hecha, es el haber caído 30-29 con el Sinfín y 26-34 frente al Cangas.

El poderoso brazo de un Thiago Alves que a su vez lidera junto a Buzalmini la contundente defensa, el juego en seis metros con dos buenos pivotes ofensivos como Doldán y Pozzer, las penetraciones desde la primera línea de Pizarro o la capacidad goleadora en los extremos de dos de sus fichajes, Prantner y Arnau, lideran el potencial de un Cuenca al que Ademar parece tenerle tomada la medida en El Sargal, puesto que se han llevado el triunfo en seis de sus siete últimas visitas.
Volver arriba
Newsletter