Psicología cognitivo conductual

Psicología cognitivo conductual

OPINIóN IR

17/05/2022 A A
Imprimir
Psicología cognitivo conductual
La semana pasada escuché a Rafael Santandreu explicándonos a grandes rasgos la psicología cognitivo conductual, en colaboración con el Teléfono de la Esperanza (987 876006). Como decía el fundador de esta institución: «Cuando existe una esperanza, todos los problemas son relativos». En León cuentan con un trabajador, 48 voluntarios, 5 psicólogos y casi 140 socios. En lo que va de año ya han atendido («Hay un teléfono donde tu voz se escucha siempre») a 2000 personas, 5000 el año pasado. Y piden colaboración.

En la charla-presentación de su último libro (‘Sin miedo’) Rafael comentó algunos aspectos de lo ‘cognitivo’, dejando al margen lo ‘conductual’ (centrado en el budismo). Y destacó dos aspectos de la felicidad fundamentados en el estoicismo: «La necesidad de lo poco y reaprender a disfrutar de las cosas pequeñas».

Respecto a las necesidades, después de invitarnos a leer a Anthony de Mello, que mezclaba espiritualidad y psicología, nos advirtió de las «necesidades inventadas» citando a San Francisco de Asís y animándonos a visionar el documental ‘El sueño’, de Joan Pipa, un ‘pastor feliz’. Necesidad de poco no solo en lo material, también en lo espiritual: «Esa necesidad de que todo el mundo me respete siempre». Está bien, «pero no es absolutamente necesario». O considerar la muerte como algo necesario, bueno y bonito: «Los hechos naturales son buenos, son bellos, aunque no los entandamos». O esa «necesidad de querer tener la razón», no en la toma de decisiones, sino en cualquier cosa. Él mismo practica un experimento desde hace un año que consiste en dar a todo el mundo la razón: «Le das la razón y cambias de tema».

Respecto a «reaprender a emocionarse con la vida», nos advirtió de que nos olvidamos de jugar, de disfrutar: «Hay que recuperar esta capacidad innata» y para esto, valorar las cosas pequeñas, ralentizar la vida, vivir como un monje que «todo lo hace poco a poco, cosa a cosa, con atención, con amor».
Volver arriba

Newsletter