Publicidad
‘Productosleoneses.com’

‘Productosleoneses.com’

OPINIóN IR

17/12/2021 A A
Imprimir
‘Productosleoneses.com’
No se trata de criticar un proyecto al poco de nacer sin dar tiempo para ver su desarrollo y si de verdad funciona o no, pero la página web desde la que la Diputación promueve la venta ‘online’ de productos agroalimentario de León es cualquier cosa menos atractiva. Basta con compararla con las páginas web de varias de las empresas que están embarcadas en este proyecto de Diputación, que son objetivamente mucho más atractivas, intuitivas y útiles para cualquier consumidor, y me gustaría poner algunos ejemplos, pero no lo hago porque creo que este no es el sitio para hacerlo. Tampoco entiendo lo que aporta a mayores esta página para muchas de las empresas participantes, y lo que sí he visto es que los precios, envío incluido, son más elevados cuando la oferta llega desde esta web institucional. Desconozco si para el consumidor es una mayor garantía comprar a través de la web de la Diputación, si será más fácil hacer una reclamación o devolución del producto, si dará la cara el diputado de turno cuando el consumidor no se sienta satisfecho con la compra. Tampoco entiendo que una página web, que más bien tira a cutre, haya costado al erario público lo que ha costado, aunque al haber pasado por un proceso de licitación supongo que no hay nada que alegar, salvo que las empresas que proveen de bienes y servicios a las administraciones públicas están acostumbradas a las mismas prácticas que por supuesto no utilizan cuando trabajan para particulares o empresas. La costumbre de inflar los presupuestos cuando se trabaja para una institución o empresa pública es algo habitual en un país como el nuestro, y parece que no interesa denunciarlo a ningún partido político tan siquiera cuando está en la oposición, ni trata de frenar ningún interventor cuya independencia se le supone amparada en su buen salario y su estatuto de funcionario público. Iremos viendo lo que da esto de sí, y quizás haga olvidar el despilfarro de la web y el autobombo de los políticos que se auto promocionan más de lo que lo hacen con la cecina.
Volver arriba

Newsletter