Publicidad
Prisión provisional para el autor confeso de la explosión de la calle Alcón

Prisión provisional para el autor confeso de la explosión de la calle Alcón

ACTUALIDAD IR

La acera del inmueble aún permanece precintada mientras duran los trabajos policiales. | D.M. Ampliar imagen La acera del inmueble aún permanece precintada mientras duran los trabajos policiales. | D.M.
D.M. | 14/01/2022 A A
Imprimir
Prisión provisional para el autor confeso de la explosión de la calle Alcón
Sucesos La Policía Científica registra e investiga la escena y el vial está ya abierto al tráfico / Los delitos que se le imputan son de amenazas y daño por uso de explosivo
El varón de 36 años, con datos de filiación J.C.G,  detenido en la jornada del como autor confeso de la explosión registrada en la madrugada del jueves en una vivienda de dos pisos de la calle Alcón de Ponferrada ingresó este viernes en prisión provisional, comunicada y sin fianza tras declarar ante el juez que lleva el caso.

La Policía Científica mantiene abierta la investigación para esclarecer las causas que provocaron el incendio que causó la destrucción de la cubierta y de la fachada de la segunda planta del inmueble y durante las jornadas del jueves y viernes varios agentes han estado analizando la escena del suceso. Aún no se ha confirmado oficialmente si pudo utilizar un acelerante de las llamas como gasolina o algún otro combustible.

 La calle Alcón ya ha sido abierta al tráfico y únicamente permanece precintada la parte de la acera y el  carril de aparcamiento de los metros más cercanos al inmueble. Los dos coches que resultados  aplastados por la caída de cascotes ya han sido retirados. 

El sospechoso, que en su comparecencia ante la jueza instructora se ha acogido a su derecho a no declarar, está siendo investigado en una causa abierta por delitos de amenazas y daño por uso de explosivo, según confirmaron fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León.

Según trascendió en la jornada del suceso, momentos después del suceso, poco antes de las cuatro de la madrugada del jueves, el hombre se presentó en la Comisaría de Policía Nacional de la capital berciana para confesar su autoría de los hechos. “La he preparado gorda”, reconoció ante los agentes. De acuerdo con los primeros indicios, el hombre iba a ser desahuciado de la vivienda, de la que era el único inquilino. 

En la explosión no hubo que lamentar daños personales, pero el fuego obligó a desalojar durante unas horas a los vecinos de los dos edificios colindantes, ante el riesgo de propagación de las llamas.
Volver arriba
Newsletter