Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad

Priaranza del Bierzo: De Peña del Hombre a la fiebre del oro

Priaranza del Bierzo: De Peña del Hombre a la fiebre del oro

ESPECIALES IR

Trabajos en el castro situado en el paraje ‘Peña del Hombre’, en la localidad de Paradela de Muces. Ampliar imagen Trabajos en el castro situado en el paraje ‘Peña del Hombre’, en la localidad de Paradela de Muces.
A.C. | 15/03/2019 A A
Imprimir
Priaranza del Bierzo: De Peña del Hombre a la fiebre del oro
León Romano Los primeros asentamientos se produjeron incluso antes de la romanización de la Península Ibérica
Priaranza del Bierzo puede presumir de una milenaria historia a sus espaldas. Los primeros asentamientos se produjeron incluso antes de la romanización de la Península Ibérica y que la fiebre del oro inundase la comarca.

Y es que las últimas investigaciones realizadas en el Castro Peña del Hombre, ubicado en la localidad de Paradela de Muces, confirmaron su origen prerromano.

En los restos hallados tras la excavación realizada en 2016 se encontraron patrones similares a los de asentamientos y castros astures de la Segunda Edad de Hierro, un nuevo detalle del maravilloso pasado de un municipio que vivió su esplendor durante la época romana.

Y es que los tentáculos de Las Médulas llegaron hasta Priaranza del Bierzo, donde la huella romana es muy profunda y se ha convertido en uno de sus grandes alicientes.

Por el municipio discurre un canal romano que partía desde los montes de Valdueza, pasando por los montes Aquilianos hasta Orellán, y que estaría, según los investigadores, relacionado con las explotación aurífera romana de Las Médulas.

El paso de los romanos no quedó ahí. Precisamente como enclave para la defensa de la actividad aurífera de Las Médulas se cree que tendría su origen como destacamento militar el actual castillo de Cornatel, que se correspondería con el castillo de Ulver recogido en la documentación de la Alta Edad Media, y que habría ocupado la situación de un antiguo castro.
Volver arriba
Newsletter