Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Miércoles, 27 de marzo de 2019 Logo
Buscar en la web
Mostrar menú Cerrar menú

Postales desde el parque (II): Postales desde otra/nuestra vida

Postales desde el parque (II): Postales desde otra/nuestra vida

RETABLO DE FOTóGRAFOS IR

Ampliar imagen
Agustín Berrueta | 10/07/2018 A A
Imprimir
Postales desde el parque (II): Postales desde otra/nuestra vida
Retablo de fotógrafos Las contraportadas de La Nueva Crónica en verano se convierten en un retablo de fotógrafos, en una mirada actual al mundo a través del objetivo
En su penúltima entrevista, le preguntaron a John Lennon cuál era el mensaje de sus nuevas canciones. John contestó: “Lo único que estoy diciendo es: ‘Esto es lo que me está sucediendo’. Estoy enviando postales”.

Yo llevo muchos años coleccionando postales musicales, como las canciones de John, y fotográficas; me gustan especialmente las fotografías de autor en blanco y negro. Cuando algún amigo hace un viaje largo siempre le pido que me traiga (o me mande) una postal de ese tipo (lo digo por si alguien quiere darse por aludido). Y me gusta rebuscar en los rastros y en las librerías de segunda mano, en las que suele haber un cajón donde reposan cientos de postales viajeras, postales de segunda mano, postales escritas y enviadas en las que se ha detenido el tiempo, postales de otras vidas o de nuestra propia vida, como en el caso de mi amiga MBI, que cada vez que viaja se envía una postal a sí misma y al regresar a casa recibe un mensaje de alguien que está muy lejos pero que es ella misma: «Hola, soy yo. Besos desde Praga XXX». Supongo que es su manera de luchar contra el (paso del) tiempo: actualiza el pasado al fundirlo con el presente (el procedimiento no deja de ser un tanto esquizofrénico, vale, pero ella es así. ¿Y acaso no lo somos todos un poco cuando se trata de lidiar con los recuerdos?).

MBI hizo una exposición de arte conceptual a la que puso el título de una postal musical: «It’s Too Late». A mí me sugiere que, ocupados en nuestra propia vida, no nos damos cuenta de que ya nadie nos envía una postal… hasta que es demasiado tarde. Yo prefiero pensar, como T-Bone Burnett, que «It’s Not Too Late», que aún estamos a tiempo de enviar y recibir postales y canciones a los amigos.
Volver arriba
Newsletter