Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad
¿Por qué el sol no da energía al Bierzo?

¿Por qué el sol no da energía al Bierzo?

TRIBUNA DE OPINIóN IR

Aníbal Fernández Domínguez | 17/11/2019 A A
Imprimir
¿Por qué el sol no da energía al Bierzo?
Una vez más, y van muchas, más de las que a estas alturas se podrían contar, en El Bierzo nos enfrentamos a nuestras propias contradicciones y estamos a punto de volver a ser víctimas de nuestra desidia secular e impenitente.

El sol, no es que no brille, con intensidad suficiente en El Bierzo, o que no lo haga durante el tiempo necesario para rentabilizar su explotación, nada de eso tiene que ver con nuestro empecinamiento en obstaculizar cualquier iniciativa y lejos de colaborar intensa e incesantemente para que esta llegue a buen puerto, poner palos en las ruedas a cualquier proyecto que se pretenda, ya que siempre queda, a posteriori, el fácil recurso de afirmar que en realidad se nos estaba pretendiendo vender humo, y que de ese pretendido proyecto no había más que un intento de ‘captar’ subvenciones públicas, etc…

Y en ocasiones no digo que no haya sido así y que en el futuro, también en ocasiones, se pretenda que así sea, sobre todo si fallan estrepitosamente los controles y cautelas que han de evitar la comisión de lo que en derecho penal tiene nombre, es decir, la comisión de una estafa, apropiación indebida y/o malversación de caudales públicos.

Quienes están pretendiendo desarrollar parques de producción de energía fotovoltaica en El Bierzo nada han pedido, ni nada están pidiendo, más allá de que se les facilite suelo donde instalarse, y que tampoco nunca han solicitado que sea de manera gratuita, sino ofreciendo el pago de un canon o arrendamiento anual por los mismos. Ante esa su necesidad, prácticamente su única necesidad, es claro que El Bierzo no puede responder a título particular o individual. Nuestra deplorable estructura de propiedad minifundista, heredada y agravada a lo largo de los siglos, no permite encontrar varias hectáreas de terreno juntas en una sola mano, por lo que sus posibilidades de desarrollo se concretan en las corporaciones locales, municipios y juntas vecinales...

Y ¡ayyyy!, es en ese punto donde lejos de las buenas palabras de quienes las rigen, nunca se pasa a los hechos y cuando no existe un trámite administrativo que ‘haya que solventar antes’, pero que nunca se solventa, existe una protección Zepa de los terrenos que impide su uso para algo que se ‘presenta’ como tan ‘molesto o nocivo’ para las especies de fauna avícola que teóricamente pretende proteger, eso sí, en la incongruencia de pretender que resulta más agresivo para esas aves la instalación de un parque de generación fotovoltaica que la presencia, durante décadas, de una central térmica a escasos metros del terreno que ahora se pretendería usar. En fin.

Y, mientras, nuestros pueblos se abandonan, nuestra tierras permanecen improductivas y sin aprovechamiento económico alguno para sus pobladores.

Que mal acostumbrados nos ha tenido la minería del carbón. Lo que otrora fue una bendición económica para esta comarca ahora se revela en esa maldición en la que desechamos cualquier iniciativa económica que no sea volver a pegar una patada en el suelo, para ver que sale esta vez. Y sí antes salió oro en abundancia, y luego ha salido cobre, hierro, wolframio, carbón, etc…., ¿por qué no va a salir alguna otra cosa que nos mantenga en la ‘comodidad’ económica en la que nos encontrábamos?

Quizás algún día alguien quiera poner nombre y apellidos a quienes en estos momentos se dedican a ‘enredar’ poniendo palos en las ruedas en vez de colaborar ‘empujando’ del carro y más cuando son los que se suponen hemos elegido de ‘guías’, y reelegido, en todos los casos, en las muy recientes elecciones de mayo. Quizás..., no estaría mal…, en mi humilde opinión.

Aníbal Fernández Domínguez es presidente del Club Financiero y Social del Bierzo
Volver arriba
Newsletter