Publicidad
Por los valles de Sajambre

Por los valles de Sajambre

LNC CULTURAS IR

Vista del Valle de Sajambre. | VICENTE GARCÍA Ampliar imagen Vista del Valle de Sajambre. | VICENTE GARCÍA
Vicente García | 20/11/2020 A A
Imprimir
Por los valles de Sajambre
La ruta de la semana Un hermoso valle con pueblos en las laderas, bosques inquietantes y cumbres elevadas por caminos que suben y bajan con vistas increíbles
El valle de Sajambre es uno de los dos reductos leoneses que pertenecen a cuencas fluviales asturianas y son totalmente leoneses, el otro es el valle de Valdeón, contiguo al sajambriego.

La dificultad de pasar hacia Asturias a través de los infranqueables muros de los Beyos y la garganta del Cares hizo imposible que estos territorios fueran asturianos, porque el paso por los puertos de Pontón, Panderrueda y Pandetrave era mucho más cómodo y sencillo y los leoneses podían perfectamente bajar a los valles, mientras que desde Asturias los muros calizos de los Picos de Europa lo impedían. Con el tiempo la senda del Arcediano fue un paso entre León y Asturias y hasta el siglo XX no se construyó la carretera de los Beyos.

La zona en la que se va a desarrollar la ruta se encuentra en su totalidad en el Parque de los Picos de Europa y eso se nota en la señalización que es excelente y cuidada y en los servicios, como las casas del Parque donde se explican perfectamente todas las características del mismo.

La ruta que se va a realizar es una de las señalizadas por el Parque y su referencia es PR-PNPE-10, también llamada de los pueblos de Sajambre y que se puede alargar con el paso por Vierdes y Pío, con vuelta al cruce antes de volver a Oseja. Sin embargo en esta ocasión se hace una ruta que no engloba a todos los pueblos pero con un recorrido muy interesante. Comparte también recorrido con la senda GR 201 del Arcediano. Al ser circular puede realizarse partiendo desde cualquiera de los puntos de la ruta y en la dirección que se desee, pero la propuesta que aquí se hace parece ser la más acertada.

La ruta

Comienza la ruta en la localidad de Oseja de Sajambre, en la cuenca del río Sella, que baja hacia Asturias, aunque se mantiene en territorio leonés. El inicio se puede realizar en el aparcamiento que hay bajo el centro de interpretación, un edificio nuevo donde se pueden ver las características del Parque y que es aconsejable visitar si se tiene tiempo.

Desde el edificio del Centro de Interpretación se cruza la carretera y se suben unas escaleras a la derecha de la farmacia, para seguir por la izquierda cuando se llegue arriba, donde ya se puede ver la señalización de la Senda del Arcediano y la de Pequeño Recorrido. Se va saliendo de la localidad por su parte más elevada para pasar poco después por la ermita de San Roque, una pequeña construcción con un mirador y una fuente en sus alrededores. El camino continúa y poco después cruza el puente y el río de Buseco, en una zona de rocas donde hay una cueva que se puede visitar, siguiendo el recorrido siempre en continua ascensión con vistas a la localidad de Oseja, aunque siempre tras los árboles que se encuentran en el recorrido. Tras pasar por varios valles y arroyos se llega a un lugar despejado de ramaje desde donde se contempla perfectamente la localidad de Oseja y la Pica Ten tras ella. Detrás y hacia la derecha se ve el pico Pozúa, el Canto de la Tabla y las bajadas del Zalambral y Valdemagán, para finalizar con el Niajo que es el monte que domina el valle.

A continuación se ve girando hacia la cuenca del arroyo de la Agüera, llegando al collado de Corona, donde hay un cruce hacia Vegabaño a la derecha y Soto a la izquierda, que es el que hay que tomar. Comienza el descenso entre un hermoso y acogedor hayedo con ejemplares singulares, hasta que el camino va cercano al río, y poco después cruza el puente que lleva directamente a Soto de Sajambre tras 6 kilómetros de camino. Se visita Soto, con la fábrica de la luz y sobre todo su escuela museo y sus casas singulares.

Una vez recorrido el pueblo se regresa por el mismo camino para continuar por la carretera paralela al arroyo Agüera hacia la central eléctrica, cruzando después el arroyo pasando bajo el túnel de Picarancón para llegar al mirador de Vista Alegre, desde donde se ve la entrada a los Beyos por el caserío de Cobarcil, además de las montañas del Niajo y Pozúa. Tras el mirador se bajan unos metros y se encuentra señalizado el inicio del sendero que baja a Ribota, inicialmente una serie de zig zags con excelentes vistas al pueblo abajo, para pasar luego a una zona boscosa, salir a un camino más amplio con giro a la izquierda y más tarde a otro asfaltado, hacia abajo, cruzando con cuidado la carretera entre las casas para bajar el largo y empinado camino que va al barrio de abajo, donde se encuentran las escuelas y las iglesias, una de ellas destruida y a continuación el desvío del camino que va hacia Oseja y Vierdes. La señalización en estos puntos existe y es muy importante.

El camino a Oseja va paralelo al río Sella, siempre en continuo ascenso para, en un momento determinado, encontrarse con el que viene de Vierdes, lugar al que se puede llegar si se desea hacer la ruta más larga. Para seguir a Oseja se gira hacia la izquierda haciéndose más dura la subida, además de que el camino tiene barro y piedras. Tras una corta pero fuerte ascensión, se enfila el camino entrando en la localidad de Oseja siguiendo por la calle de la izquierda hasta llegar a las escuelas, frente a las cuales sale el ramal que va al aparcamiento donde finaliza la ruta.


Volver arriba
Newsletter