Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad
Por las tierras del bajo Torío

Por las tierras del bajo Torío

CULTURAS IR

A caballo por la laguna. | VICENTE GARCÍA Ampliar imagen A caballo por la laguna. | VICENTE GARCÍA
Vicente García | 31/01/2020 A A
Imprimir
Por las tierras del bajo Torío
Ruta de la semana Una ruta larga pero cómoda y sencilla entre montes, lagunas, valles y vegas
Las rutas que se plantean en estas páginas tienen diversas procedencias: unas veces se va a un lugar conocido con una ruta planificada, otras se tomas sugerencias de blogs, libros o páginas web, pero aunque a veces se pueden hacer propuestas originales, las rutas son las que son y es interesante partir del trabajo que ya está realizado previamente.
En estas últimas fechas y coincidiendo con el aniversario de la triste pérdida de uno de los grandes impulsores de las rutas leonesas, Ordoño Llamas, a quien se ha citado anteriormente, se han tomado como base y referencia rutas diseñadas, señalizadas y descritas en numerosa documentación por Cuatro Valles y sobre todo por la empresa Tomero y Romillo que Ordoño gestionaba.

Así se ha podido ver cómo han envejecido las señalizaciones y los cambios producidos en la ruta. No siempre se puede achacar al vandalismo la pérdida de las señales. Se ha podido comprobar el deterioro de las mismas debido a los elementos y al paso del tiempo.

La ruta tiene su tramo final por carretera. El tramo de Matueca hasta el camino del puente del vivero forestal es problemático y se debe ir con cuidado y bien visibles, porque está en curva y el tráfico es fluido y rápido. La carretera de Manzaneda a Garrafe es más tranquila porque tienen poco tráfico, aunque no se debe bajar la guardia.
En Garrafe quedan aún dos bares y es una pena que se haya cerrado otro en Garrafe y el de Matueca, mientras que en Ruiforco no hay.

La ruta


Comienza en la localidad de Garrafe de Torío, en los alrededores de la casa cuartel, convertida en bar del mismo nombre donde hay lugar para aparcar. Al lado un camino con un puente de cantos rodados sobre la vía es el que hay que seguir y está bien señalizado. El camino va subiendo suavemente entre un bosque de jóvenes robles que jalonan esta parte del recorrido por el valle del arroyo Valdecarros. Al poco de salir se encuentra una vega con un cruce desde donde parten dos caminos: el de la izquierda va a Valderilla y el de la derecha se pierde entre el robledal camino del arroyo paralelo de Valdegatón.

Tras casi cuatro kilometros de subida se llega a una laguna que en tiempo seco apenas se reconoce, pero en este tiempo de lluvias está totalmente llena de agua. En este punto hay que seguir el camino hacia la derecha, en dirección Norte y ascendiendo hasta llegar a una cota, la más alta de la ruta y desde ahí se comienza a bajar hacia un cartel con las referencias de las cumbres del entorno, desde donde se puede ver el Fontañán, el castillo de Alba, el Cirbanal, Peña Ubiña y su macizo, las tres Marías y hasta las construcciones de Pajares, además del Cueto de San Mateo, el Fontún, el Polvoreda, Valdorria, Peña Canga y al Este el Espigüete. Desde ahí se va hacia la derecha girando hacia Fontanos, que se reconoce por los soportes de las antenas que dispone.

Antes de llegar a Fontanos hay una indicación para seguir hacia la izquierda, el camino de Matueca, ya descendiendo entre robles hasta llegar a la unión de varios arroyos, donde a la izquierda comienza un pinar en cuyo interior no se va a entrar. Se continúa al borde del arroyo hasta llegar al entronque de la pista que sube hacia el Rabizo dando una gran vuelta por los altos que separan el Torío de la cuenca del Bernesga en el Fenar. Sin embargo se sigue el camino en dirección a Matueca donde se llega por paso bajo la vía y se sale a la carretera teniendo gran cuidado con el tráfico. Se continúa por la carretera dirección León hasta llegar al camino del vivero donde se cruza el puente sobre el Torío. Como no se puede entrar en el vivero se bordea hacia la izquierda por un sendero de pescadores al lado del río rodeando sus límites hasta llegar al camino de la ermita que se sigue para alcanzar otro más grande que va de Manzaneda a Pedrún y hay que seguirlo hacia la derecha, para encontrar la ermita de Manzaneda, seguir luego hasta la localidad del mismo nombre y tomar la carretera hacia Ruiforco.

Desde Ruiforco se sigue por el ramal a Garrafe, bastante deteriorado por las lluvias recientes y aún con agua embalsada. Se llega de nuevo a la carretera en Garrafe, se cruza con cuidado, hay paso de peatones, y se regresa a la casa cuartel donde finaliza la ruta.
Volver arriba
Newsletter