Publicidad
Por las antiguas cañadas de la Mesta

Por las antiguas cañadas de la Mesta

CULTURAS IR

Subiendo la primera cuesta con Valverde abajo y el Espigüete al fondo. | VICENTE GARCÍA Ampliar imagen Subiendo la primera cuesta con Valverde abajo y el Espigüete al fondo. | VICENTE GARCÍA
Vicente García | 11/06/2021 A A
Imprimir
Por las antiguas cañadas de la Mesta
La ruta de la semana Una ruta sencilla en el entorno de la Montaña Oriental leonesa entre Valverde de la Sierra y Barniedo de la Reina
La ruta que se presenta es una de las diseñadas como de Pequeño Recorrido: PR-LE 54, que tecorre algunos tramos del antiguo cordel de las merinas de Besande, una vía pecuaria de la Mesta que como todo cordel tenia una anchura de 37 metros y conectaba la Cañada Real Leonesa Oriental con los puertos de Riaño y Portilla de la Reina.

Bajo las cimas del pico de Arbillos por un lado y el Espigüete por el otro, en el límite con la provincia de Palencia se encuentra Valverde de la Sierra, localidad en la que se inicia la ruta. Se trata de un recorrido que puede realizar toda la familia pues no tiene mayor complicación que la de seguir el camino, aunque quien tenga problemas en el descenso dispone de la opción de realizarla en sentido contrario, con una mayor subida y un descenso menos pronunciado. También se puede hacer en bicicleta, aunque teniendo cuidado sobre todo en los descensos. Está bastante bien señalizada, aunque es difícil equivocarse de recorrido.

La página web del ayuntamiento de Boca de Huérgano (La Villa) no dispone de información específica de rutas, lo que sí existe en la del camping Alto Esla.

La ruta tiene una variante a Siero de la Reina, antes de llegar a la collada de Varazón, que la haría algo más corta. Es importante reseñar que al ser una ruta lineal es necesario disponer de una logística adecuada para volver al lugar de inicio sin necesidad de hacer el recorrido inverso.

La ruta


La ruta se inicia en la localidad de Valverde de la Sierra, situados en el centro de la localidad al lado de la iglesia del siglo XVI se saldrá en dirección a la entrada para cruzar el puente sobre el Río Grande, tras el cual el camino comienza a subir aunque sin demasiado desnivel hasta alcanzar un alto. Después hay una serie de subidas y bajadas poco pronunciadas, con algún que otro paso canadiense, aunque sin un desnivel exagerado. Siempre va a estar a la espalda de los caminantes la inmensa mole del Espigüete, aunque poco a poco se van viendo cumbres hacia el Oeste, en especial el cordal que va desde las Peñas Pintas hasta el Yordas.

Poco antes de llegar a los cuatro kilómetros del recorrido se encuentra un cartel indicador del desvío a Siero de la Reina, que también puede ser una variante de la misma ruta. Sin embargo en estos momentos se va a continuar el camino hacia la collada de Varazón, el punto más elevado en el recorrido con 1543 metros de altitud.

Se ve hacia en Nordeste la cumbre de la Rasa y en sus faldas el camino que se ha de seguir en el descenso, donde hay un cruce del que sale un desvío que baja por el cauce del arroyo Arbolande hacia la Ermita de San Antonio, que está entre Villafrea de la Reina y Boca de Huérgano (La Villa), en la ruta del bosque de Matapiojos, expuesta en estas hace tiempo mismas páginas, pero por ahí no se va a seguir.

El camino continúa hacia adelante y va a subir y bajar en continuos toboganes no demasiado pronunciados que van pasando por diversos arroyos y entre ellos lugares como el pequeño alto entre dos arroyos de Cantalarrana. Va junto a algunos robles, unas veces jóvenes y otras mucho más corpulentos hasta llegar a una última subida entre el Pico de la Rasa a la derecha y los Calares a la izquierda alcanzando el alto de los Pandos, donde, al bajar, hay una caseta y un abrevadero, con vista excelente a los Picos de Europa, un lugar adecuado para la contemplación de las montañas y el descanso.

La bajada se hace inicialmente entre matorral y rocas por el camino pedregoso paralelo al cauce del arroyo de las Fuentes hasta que en la zona de Rivalacueva, el camino sigue por la cresta mientras que el arroyo desciende para desembocar en el de Valponguero, que a su vez poco después desemboca en el Esla. Tras la zona de matorral comienza un hayedo que, en la parte más baja, tiene también robles, avellanos y mostajos, Mas abajo acaba el bosque y se abre el valle con vistas hacia las dos vertientes, la del Esla de los Espejos y la del Valponguero. Al final el recorrido se dirige hacia Barniedo de la Reina y tras una pronunciada bajada se llega al cartel en el que se describe el recorrido, para entrar en la localidad mencionada donde finaliza la ruta.
Volver arriba
Newsletter