Publicidad
Ponferradina 2 - Mirandés 1: 'Yuri y Amir sacan un triunfo de la nada'

Ponferradina 2 - Mirandés 1: 'Yuri y Amir sacan un triunfo de la nada'

DEPORTES IR

Ampliar imagen
J. A. | 05/12/2021 A A
Imprimir
Ponferradina 2 - Mirandés 1: 'Yuri y Amir sacan un triunfo de la nada'
Fútbol / Segunda División Dos goles del brasileño, el de la victoria en el descuento y una sensacional actuación del portero iraní le dan a la Ponferradina 3 puntos por los que el Mirandés no pudo hacer más
Si hay algo que distingue a los equipos exitosos del resto es la capacidad que tienen para ganar sin merecerlo, para sumar en esos días en los que las cosas no salen bien. Generalmente eso tiene que ver con nombres propios y si la Ponferradina, por méritos propios uno de los equipos más en forma de todo el fútbol español, pudo celebrar ayer ante su afición 3 puntos de oro que consolidan su sueño del ‘playoff’ es por la actuación de su portero y de su delantero. Por Amir y por un Yuri que firmó un nuevo capítulo en su leyenda.

Porque pocas cosas más le quedan por hacer al ariete brasileño, que superó los 100 tantos en el fútbol profesional español con un doblete que sirvió para materializar en el área rival el excelente partido de Amir, que amargó a un Mirandés que poco más pudo hacer para llevarse el triunfo de El Toralín y se marchó con una nueva derrota. Fue mejor el conjunto burgalés durante prácticamente los 90 minutos de partido poniendo las ocasiones, pero no el acierto. Todo lo contrario que la Deportiva, que sufrió de lo lindo atrás, pero en apenas 3 llegadas consiguió hacer 2 goles. Las 3 de Yuri. La tercera al larguero.

Y es que se explica únicamente con esos dos nombres el triunfo de una Deportiva que pudo pagar el partido entre semana. A pesar de presentar un once en el que solo Castellano repitió, se le vio un punto por debajo en cuanto a ritmo a los bercianos frente a un Mirandés absolutamente dominador y que durante los primeros 20 minutos apenas dio respiro a una Ponferradina encerrada en su área y limitándose a alejar el balón de ella.

Precisamente Castellano sufrió lo indecible con Brugué y Carreira, que firmaron un sensacional partido en la banda derecha del ataque burgalés, por la que llegó buena parte del peligro. Un error de Erik Morán en la primera jugada a punto estuvo de costarle el gol a la Deportiva, si bien la zaga reaccionó a tiempo para desviar el disparo de Camello frente a Amir. El iraní tuvo que emplearse por primera vez para detener, no sin problemas por el sol a una hora poco habitual, un disparo lejano de Meseguer.

No logró pisar el área del Mirandés la Ponferradina hasta superados los primeros 20 minutos de juego. Cuando lo hizo fue para marcar. Una excelente diagonal de Erik Morán la rescataba con un control aún mejor Paris Adot en la derecha. Con cierta fortuna en los rebotes, el balón lo ponía Sergi Enrich para que Yuri, en torno al punto de penalti, rematase a la media vuelta y el balón impactase en un zaguero mirandés colándose en la portería de Lizoain sin que el portero pudiera hacer nada.

El gol le daba una tremenda inyección de oxígeno a una Ponferradina que, más allá del tanto, seguiría sin ser capaz de tener continuidad en el juego quedando a merced de un Mirandés que, sin dejar escapar un segundo, se fue a por el empate. Brugué continuó siendo protagonista volviendo loco a Castellano en banda y disponiendo de una nueva oportunidad más que clara en la recta final de la primera parte. Apareció ahí la primera mano salvadora de Amir, que sacaba un mano a mano con el extremo tras una excelente dejada de Camello.

Era la acción que ponía punto y final a una primera parte en la que seguramente la Deportiva se hubiera dado por satisfecha con mantener el empate, pero se llevaba una victoria provisional que de cualquier forma debería cuidar desde algún cambio que variase un guión de partido que antes o después se le iba a volver en contra. Nada más lejos de la realidad, porque los primeros minutos de la segunda mitad demostraron que la superioridad visitante se mantenía.

Copete salvaba in extremis un remate de Oriol Rey que se colaba en la portería de Amir, pero en la siguiente jugada era el palo el que evitaba el tanto en esta ocasión de Camello. Se salvaba la Ponferradina sin ni siquiera saber muy bien cómo, pero el asedio del Mirandés no se acabaría ahí.

Bolo cambiaba al jugador que más aguas hacía, Castellano, si bien la entrada de Pujol tampoco sería milagrosa. Brugué y Meseguer con sendos disparos avisaban de nuevo. Tanto iría el cántaro a la fuente que se terminaría por romper. Una buena acción por banda izquierda permitía a Íñigo Vicente poner el balón atrás para que Carreira rematase con Amir fuera de posición. Ni Pujol ni Copete acertaban a evitar el tanto y Pascanu despejaría cuando el balón ya había superado completamente la línea tal y como se encargó el VAR de revisar.

El empate sin duda hacía justicia en el marcador con lo visto sobre el terreno de juego. Por suerte para los bercianos, el tanto sirvió para que el equipo diera un pequeño paso adelante que tuvo, quién si no, en Yuri a su principal referente. Y es que el brasileño se inventaba una nueva acción de la nada con un disparo con la puntera que se estrellaba en el larguero con Lizoain ya batido. Rozaba el gol la Deportiva nada más recibir el empate y Bolo buscaba revolucionar el ataque con sus cambios.

Pero el Mirandés demostró no haber dicho su última palabra y gozaba de una oportunidad más que clara para darle la vuelta al marcador. Un balón dividido le caía a Camello dentro del área, franco para que lo intentara poner a la escuadra de la portería, donde apareció una mano milagrosa de Amir para evitar el gol. Copete salvaría prácticamente en la siguiente jugada un nuevo pase de la muerte que buscaba otra vez a Camello y la Deportiva parecía firmar prácticamente el empate en los minutos finales.

No lo hizo, nunca lo hace, un Yuri que aún tenía la caña preparada para hacer saltar al Toralín. Una buena combinación por la derecha permitía a Paris alcanzar la línea de fondo y ponerla al corazón del área para que el brasileño demostrase sus ganas de gol con un tanto que sellaba los tres puntos con el tiempo prácticamente cumplido.

Aún le quedaría una última acción a Amir para salvar el tanto del empate de Marqués, con una internada que salvaba el iraní en su salida con la afición blanquiazul con el corazón en un puño. No habría tiempo para más y la expresión de Yuri lanzándose al suelo para celebrar el triunfo no solo demostraba la importancia de 3 puntos que consolidan a la Deportiva en el ‘playoff’ y le permiten mantener cerca incluso el ascenso directo, sino también el sufrimiento con el que llegó una victoria de equipo grande.
Volver arriba
Newsletter