Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Ponferradina 1 - Rayo Vallecano 1: 'Lo que no puedas ganar, no lo pierdas'

Ponferradina 1 - Rayo Vallecano 1: 'Lo que no puedas ganar, no lo pierdas'

DEPORTES IR

Yuri celebró así su decimotercer tanto de la temporada. | FRANCISCO L. POZO Ampliar imagen Yuri celebró así su decimotercer tanto de la temporada. | FRANCISCO L. POZO
J. A. | 18/01/2020 A A
Imprimir
Ponferradina 1 - Rayo Vallecano 1: 'Lo que no puedas ganar, no lo pierdas'
Fútbol / Segunda División La Deportiva no pasa del empate ante el Rayo en un partido muy igualado y abierto hasta el final / El VAR anuló un tanto al conjunto madrileño / Gran debut de Ivi
Dicen en el mundo del fútbol que aquel partido que no se pueda ganar hay que evitar perderlo y el empate que ayer logró la Ponferradina ante el Rayo Vallecano puede entrar en ese contexto. Y es que más allá de ser en El Toralín y de alargar la racha de una Deportiva que no ha ganado aún en 2020 ni en liga, ni en copa, es sin duda la igualada el resultado más justo según lo que se vio sobre el terreno de juego, con un césped que aguantó bien la intensa lluvia caída durante todo el partido.

Porque si mereció la Deportiva irse al descanso por delante en el marcador, seguramente mereció el Rayo Vallecano hacer lo propio al final de los 90 minutos. De hecho, anotó dos goles el equipo madrileño si bien el primero de ellos lo anuló el VAR por una falta de Advíncula sobre Ríos Reina.

Más allá del punto logrado, mejoró la Ponferradina en juego y sensaciones con respecto a lo ocurrido entre semana en Málaga, tanto por el cambio de sistema de juego propuesto por Bolo, que abandonó definitivamente la defensa de cinco, como por la mejor actitud de un equipo en el que partió de inicio la que es por el momento la única incorporación blanquiazul hasta el momento, Ivi López.

El extremo dejó grandes sensaciones y especialmente un compromiso que quizás ha sido el gran debe de su carrera más que confirmadas sus condiciones futbolísticas. El resto, los habituales con Asier Benito en ataque junto a Yuri y Manzanara con Larrea en la medular ante la ausencia de Sielva. Además, Gazzaniga, cuya actuación terminaría siendo clave en el resultado, continuó bajo palos.

Y le sentó bien el cambio a la Deportiva, no en una primera media hora en la que nadie parecía lograr hacerse con el control del partido. Quizás el Rayo manejó más la posesión, pero apenas generó ninguna ocasión de peligro clara. La única, un balón filtrado a Andrés Martín, que tras regatear a Gazzaniga se iba al suelo en un ‘piscinazo’ claro que le costaba la amarilla.

En la Deportiva, el peligro llegaba a balón parado. Ríos Reina fue el primero en avisar con una falta que pegaba en el lateral del palo y poco después Russo no lograba aprovechar un error de Dimitrievski en la salida para rematar a portería vacía.

Habría que esperar a los últimos cinco minutos de la primera mitad para presenciar dos ocasiones que a punto estuvieron de llevar a la Deportiva al descanso por delante en el marcador. Isi se topaba primero con los dos palos tras finalizar una acción por banda de Asier Benito, que la dejaba atrás para que el murciano viera con desesperación como su balón se paseaba por la línea de gol sin traspasarla. Poco después el propio Benito se creaba una ocasión con un genial control y un remate de volea que Dimitrievski salvaba con una gran parada.

Un error de Gazzaniga le costó el empate a la Deportiva, que a partir de encajarlo sufrió hasta el finalEra la última acción antes de un descanso que celebraba el Rayo por cómo había transcurrido el partido, si bien en la reanudación poco tardaría la Deportiva en dar continuidad a lo que estaba ocurriendo. Porque en la primera jugada de la segunda parte un córner mal despejado por la zaga vallecana permitía a Manzanara peinar el balón y que por el segundo palo apareciera con su imán para el gol un Yuri que cruzaba a las mil maravillas su disparo con el interior para hacer el 1-0.

Encontraba premio el buen hacer de la Ponferradina si bien el gol sería todo un bofetón de realidad para un Rayo Vallecano que no tardó en reaccionar. Prácticamente en la siguiente jugada una gran acción de Advíncula por la derecha permitía a Embarba conectar un disparo que Gazzaniga no acertaba a atajar, cayéndole el rechace a Andrés Martín para que dentro del área pequeña hiciera el empate. Sin embargo, y ya con el gol celebrado y los jugadores en su campo, el colegiado se marchaba a la banda a revisar la jugada en el VAR en un presagio claro de lo que iba a ocurrir. Arcediano Monescillo anulaba el tanto por falta de Advíncula a Ríos Reina en la construcción de la jugada para celebración de la grada blanquiazul y desesperación de los jugadores rayistas.

Salvaba el 1-1 la Deportiva en un aviso más que claro de lo que debía hacer si no quería repetir lo ocurrido y ciertamente le complicó mucho la fase ofensiva a un Rayo que no encontraba la manera de llegar con claridad a la portería berciana. Un par de remates centrados de Pozo y Andrés eran toda la producción ofensiva de un Rayo que comenzaba a correr riesgos atrás con los atacantes blanquiazules relamiéndose esperando una oportunidad de matar el partido.

Sin embargo, el fútbol lo marcan los días de los jugadores y el de ayer no fue el mejor para Gazzaniga. Volvía a fallar el guardameta argentino a la hora de salir a despejar un córner y Saveljich, que había entrado en el descanso por la lesión de Milic, se adelantaba al portero y remataba sobre Trigueros a puerta vacía para hacer el 1-1 ya sin opción alguna de que el tanto no subiera al marcador.

Todo un jarro de agua fría para una Ponferradina que a partir de ahí sufriría, siendo el Rayo el equipo que más cerca tuvo la victoria en el cuarto de hora final en el que quizás también pagó el equipo local el derroche físico sobre el agua de los 75 minutos anteriores. Sin embargo, no estuvo acertado en el remate el conjunto vallecano, liderado por un buen De Frutos que reactivó a los suyos tras entrar al campo.

Al final, un empate que ni termina de dejar a todo el mundo contento, ni todo lo contrario, pero que seguramente fue el resultado más justo. La primera victoria de 2020 deberá esperar.
Volver arriba
Newsletter