Publicidad
Ponferrada blinda los centros escolares contra las drogas

Ponferrada blinda los centros escolares contra las drogas

EL BIERZO IR

Uno de los narcopisos desmantelados se encontraba cerca del IES Gil y Carrasco. | C.S. (ICAL) Ampliar imagen Uno de los narcopisos desmantelados se encontraba cerca del IES Gil y Carrasco. | C.S. (ICAL)
A. Cardenal | 28/01/2018 A A
Imprimir
Ponferrada blinda los centros escolares contra las drogas
Sociedad En lo que va de mes se han detenido siete personas, tres de ellas menores, que traficaban en las cercanías de colegios
Cuando todavía no se ha cumplido el primer mes de 2018, en Ponferrada ya se han llevado a cabo tres operaciones contra el tráfico de drogas que se han saldado con siete detenidos, tres de ellos menores de edad, y que han tenido el mismo denominador común: su cercanía a centros escolares.

Tanto la Policía Nacional como la Policía Local de la capital berciana se han hecho eco de las denuncias y la alarma social que ha generado entre los vecinos el menudeo de drogas en las cercanías de los colegios, una amenaza que los efectivos policiales están tratando de cortar de raíz, centrando la vigilancia en varios puntos calientes que se encontraban en la zona alta y el centro de Ponferrada y está empezando a dar sus frutos con las últimas detenciones.
En el caso de la última operación, que se saldó con la detención de tres menores de edad, queda patente como este tipo de actividades ilícitas implica cada vez a más jóvenes tanto para el tráfico como para el consumo.

La propia Policía Municipal asegura que las rondas de vigilancia en las inmediaciones de centros escolares se había detectado un aumento del consumo de marihuana entre los jóvenes. De hecho, según las estadísticas referidas al año 2016 –todavía no se han hecho públicos los datos del año 2017–, se había registrado un aumento del 30% de intervenciones con menores de edad, siendo en la mayoría de casos episodios relacionados con el consumo de alcohol y drogas.

Prueba de ello es la red desarmada esta misma semana estaba integrada por menores de edad que distribuían la droga entre amigos o compañeros de clase, haciendo asequible su consumo con el reparto de pequeñas bolsitas a un precio de cinco euros.

El hombre de 48 años detenido el pasado 4 de enero también operaba en el entorno de centros educativos, por lo que para los efectivos policiales había creado un ‘punto negro’ en pleno centro de la capital berciana.
Su detención fue un primer golpe al narcotráfico en la capital berciana que estuvo seguido de otro aún más contundente.

El pasado 11 de enero la Policía Nacional logró desmantelar una red de traficantes que poseían varios ‘narco-pisos’ que también se encontraban en las cercanías de colegios e institutos de la ciudad.

Estas viviendas eran usadas por tanto para el tráfico como para el consumo, ya que la red había habilitado salas para ello y en el momento de las detenciones estaban siendo utilizadas, lo que suponía un riesgo para los cientos de menores que día a día pasaban por la zona de camino a clase o de vuelta a su domicilio.
Volver arriba
Newsletter