Publicidad
"Poner en duda una forma estándar de medición"

"Poner en duda una forma estándar de medición"

CULTURAS IR

El comisario de la exposición, Jorge Blasco Gallardo. Ampliar imagen El comisario de la exposición, Jorge Blasco Gallardo.
Bruno Marcos | 19/10/2019 A A
Imprimir
"Poner en duda una forma estándar de medición"
Arte contemporáneo Jorge Blasco Gallardo es comisario de la exposición ‘Mesuras’, que puede visitarse hasta el próximo 17 de noviembre en la sede de la Fundación Cerezales Antonino y Cinia
Jorge Blasco Gallardo es el comisario de la exposición ‘Mesuras’ que se puede visitar hasta el 17 de noviembre en la sede de la Fundación Cerezales Antonino y Cinia y que estará acompañada por un programa de actividades que se inician el próximo 24 de octubre.

– Las piezas que componen esta exposición tienen en común un deseo de capturar la realidad planteando nuevas formas de medirla. ¿Cómo surge la idea de reunirlas?
– La idea inicial, la que está en la raíz de todo esto, es la petición que me hizo la fundación para comisariar una muestra que recogiera los matices, ideas, principios y haceres de la misma y los hiciera visibles en forma de ensayo expositivo, al menos en parte. En mi opinión, si algo caracteriza a esta fundación es su mesura, en los dos sentidos, en tanto que cuidado y en la forma en que mide a los humanos y no humanos. Actuar con mesura es pensar analizando y teniendo cuidado. Este fue el inicio de todo esto.

– En un primer momento cada una de las obras parece arrancar con rigor científico pero enseguida este se vuelve otra cosa. ¿Es posible que algunos de estos trabajos sean miradas irónicas a nuestras ambiciones por acotar el mundo?
– Alguna de las obras tiene componente irónico, pero la mayoría no estaban pensadas en torno al verbo mesurar. Quizás esa ironía la adquieren al juntarse en una sala. De todas maneras pienso que en su mayor parte son acercamientos a la medida de la realidad, hechos con sumo cuidado, apartándose de las leyes globales y de las normalizaciones. Esto, sea con ironía o no, es cosa seria.

– En la obra de Asunción Molinos Gordo se ve a un zahorí inspeccionando documentos legales para medir las consecuencias de determinadas leyes sobre los agricultores. Lo que pudiera parecer un alegato de la magia adivinatoria del pasado es, en la intención de su autora, una reivindicación de los saberes campesinos. ¿Quién es el receptor de estos mensajes?
– Tienes razón en tu pregunta. Pero justo mencionas una pieza que para mi contiene una dosis fuerte de ironía encubierta a la vez del mensaje que tu señalas. Es un ritual grabado que en el fondo es una escena de ficción donde lo imposible toma forma de actuación real y se critica tanto como se ironiza sobre las leyes normativas.

– La exposición presenta, además de trabajos artísticos contemporáneos, materiales de archivo, por ejemplo los óleos extraídos del Archivo de la Real Chancillería de Valladolid, que producen una sorprendente unión de medios plásticos y fines prácticos. ¿Qué función tenían y cómo llegaste a ellos?
– Trabajé por primera vez con varios óleos de la Chancillería en 2005, en una gran exposición en Valladolid donde se exponían al menos 25. Son documentos judiciales con su correspondiente expediente. Cartas topográficas que muestran la forma en que se concebía la medición “real” del territorio. Son relevantes ya que inciden en la idea de la muestra de que ante lo que estamos es ante casos de estudio ambiguos y fuera de la normalización y globalización, y estos óleos ayudan a comunicar esa situación.

– En los materiales preparados para la exposición por Luis Martínez Campo se habla de una de las metodologías más abstractas, el sonido como elemento para medir el espacio. ¿Cómo se explica esto?
– Bien, este es uno de los temas más interesantes de la exposición desde el punto de vista de la pertinencia de su presencia en un montaje que busca maneras y casos divergentes de mesurar. He aprendido mucho del autor de esa sección y enseguida nos entendimos bien. En este apartado yo solo supervisé la propuesta de Luis para que encajara con el resto de propuestas, todo mérito es suyo. Para mí el caso más cercano, por formación, es el de Xenakis y Le Corbusier y la forma en que una partitura se propone como dirección para construir un edificio.

– Hay varios trabajos que dirigen su mirada a la naturaleza. ¿Estamos ante otras formas de paisajismo?
– El paisaje es una forma de acercarse a la naturaleza, pero también de encuadrarla o incluso construirla materialmente en los jardines románticos y sus derivados. Creo que la idea de paisaje está volviendo en muchos estudios sobre nuestro papel en la naturaleza y la forma en que nos instalamos en ella, pero en el caso de ‘Mesuras’, lo importante es poner en duda una forma estándar de medición que evita los detalles, que uniformiza y simplifica la realidad y que no cuestiona, solo afirma e impone una forma de pensar.
Volver arriba
Newsletter