Publicidad
Valencia de Don Juan: Un Tesoro para los negocios

Valencia de Don Juan: Un Tesoro para los negocios

ESPECIALES IR

Ampliar imagen
T.G. | 27/11/2020 A A
Imprimir
Valencia de Don Juan: Un Tesoro para los negocios
Sur de León El Polígono Industrial está pendiente de una intervención que permitirá electrificar una nueva zona para el asentamiento de nuevas empresas
La economía en el sur de León se sustenta principalmente en la agricultura y la ganadería pero no se entendería esta sin un importante núcleo industrial que es el Polígono El Tesoro de Valencia de Don Juan. Es aquí donde se aglutinan actualmente una treintena de empresas que han contribuido al asentamiento de población en el municipio gracias a los puestos de empleo generados. A ello han contribuido también otras empresas potentes que no se ubican estrictamente en el Polígono pero que son importantes referentes de la industria maderera y de la agroalimentación leonesa. Pero Valencia de Don Juan quiere crecer y por eso su Ayuntamiento ultima un proyecto que permitirá electrificar una nueva zona dentro del Polígono que ya está urbanizada pero que precisa de la dotación de suministro eléctrico. Con ello dispondrían de suelo industrial para ofertar a negocios que quieran asentar su producción en la localidad coyantina y por el que ya son varias las empresas que se han interesado en los últimos años.

El Polígono Industrial El Tesoro se puso en marcha en la legislatura comprendida entre los años 1991-1995 cuando Alberto Pérez Ruiz era alcalde de la localidad e impulsó la compra de terrenos en el 1991. El 5 de noviembre de 1993 ya se adjudicaron las cuatro primeras parcelas. Aquello solo fue el principio y el Polígono fue creciendo entorno a Ceranor, empresa que decidió instalarse en Valencia de Don Juan en 1994 y cuya nave se inauguró en 1996. Desde entonces, fue acogiendo nuevas actividades de pequeñas empresas hasta llegar a las treinta que, en la actualidad ocupan más de 350.000 metros cuadrados y lo convierten en el motor principal de desarrollo económico de esta localidad del sur de León cabecera de una comarca eminentemente ganadera y agrícola y que lucha cada día por reinventarse para asentar su población y generar dinámicas de progreso.
Es por ello que el Polígono Industrial de Valencia de Don Juan se prepara para afrontar su futuro más inmediato trabajando en una próxima actuación que se lleva perfilando más de un año desde el Ayuntamiento tras meses de negociaciones y búsqueda de soluciones con Iberdrola, actor imprescindible para poder desarrollar cualquier mejora o ampliación en la zona industrial que permita poner parcelas a disposición de las empresas que deseen instalarse en la localidad. Desde el Consistorio coyantino están trabajando para realizar, de manera simultánea, dos actuaciones.

«De una parte, el refuerzo y extensión de las instalaciones en una de las zonas del Polígono Industrial, lo que dejaría a una parte del mismo en condiciones de suministro inmediato y, de otra, en el soterramiento de línea aérea de media tensión existente que actualmente impide la urbanización y la construcción de otra parte», explica el alcalde Juan Pablo Regadera. Este detalla que ya tienen definidos y preparados los proyectos y memorias técnicas para poder configurar en su integridad la actuación y arrancar con el proceso de contratación, supeditado finalmente al visto bueno que ha de otorgar la Junta de Castilla y León, condición indispensable para poder llevar a puerto las obras que necesita Valencia de Don Juan.

La zona que van a electrificar supone una superficie de 24.308 metros cuadrados«Serán un impulso muy importante a nuestro principal ‘tesoro’ económico que en la actualidad al límite de su capacidad», incide. «Desde hace años, la demanda de suelo empresarial ha superado con creces a la oferta, ya que actualmente todas las parcelas urbanizadas están ocupadas, y son varias las iniciativas empresariales que han mostrado interés en los últimos años por instalarse en El Tesoro, entre otras razones, por estar enclavado estratégicamente a escasos kilómetros de la autovía León-Benavente y de la León-Burgos, lo que abre múltiples conexiones hacia todo el noreste de España», explica Regadera.

Los trabajos de ampliación del Tesoro permitirían su futura conexión en la carretera de Mayorga al entorno donde, en la actualidad, se ubica una de las empresas más importantes de la localidad, Construcciones Metálicas Los Blancos y otra de más reciente creación, Demacom, especializada en la fabricación, desarrollo, mantenimiento y reciclado de piezas industriales realizadas con materiales compuestos, mediante proyección, laminación manual e infusión-vacío que tiene un considerable potencial de desarrollo.

Para la nueva zona que prevén electrificar proyectan 21 parcelas con una superficie de 24.308 metros cuadrados. Para ello es necesaria la instalación de dos nuevos centros de transformación, la instalación de una línea de media tensión y líneas de baja tensión. También es necesaria la conexión de todo el sistema a la red de la compañía suministradora. Las obras incluyen el desmontado de la línea de aérea de alta tensión que en la actualidad impide completar la urbanización y la construcción en una superficie elevada en este zona que quedaría prácticamente completa a falta de alguna inversión mínima.

En la zona aneja a esta es en la que llevará a cabo el soterramiento de la línea de alta tensión ya que la actual, aérea, impide la urbanización y la posterior construcción de parcelas en ella. Con esta línea subterránea ya dejarían preparado el ‘terreno’ para facilitar el suministro eléctrico a una futura ampliación que estiman en una superficie de más de 90.000 metros cuadrados, un paso más para que el ‘tesoro’ sea aún mayor.
Volver arriba
Newsletter