Publicidad
Pisando fuerte el césped del Amilivia

Pisando fuerte el césped del Amilivia

QUé NOCHE LA DE AQUEL DíA IR

La histeria fue colectiva entre las asistentes al concierto. A la derecha, un joven Alejandro Sanz, durante su concierto en León. | MAURICIO PEÑA Ampliar imagen La histeria fue colectiva entre las asistentes al concierto. A la derecha, un joven Alejandro Sanz, durante su concierto en León. | MAURICIO PEÑA
Jorge Alonso | 16/07/2022 A A
Imprimir
Pisando fuerte el césped del Amilivia
Qué noche la de aquel día Alejandro Sanz desató la histeria de miles de jóvenes con su concierto en 1996, que se tuvo que trasladar al estadio por la gran demanda
Cuando Alejandro Sanz pisó León en las fiestas de San Juan y San Pedro de 1996, el malagueño no era ni mucho menos la estrella de la música que es ahora, aunque comenzaba a dar señas de poder serlo.

Tal es así que su concierto aquel año estaba a la sombra del de otra estrella del pop romántico, entonces mucho más consolidada, como era Sergio Dalma. De esa forma, el concierto de Alejandro Sanz estaba previsto que se celebrarse en la discoteca Oh León. Sin embargo, los organizadores se encontraron con una realidad bien distinta y la enorme demanda de entradas, que agotaron su primera localización en poco tiempo, obligó a cambiar el escenario del recital al estadio Antonio Amilivia, donde más de 6.000 leonesas, principalmente adolescentes, se dieron cita en lo que ciertamente fue un brote de histeria colectiva.

Porque Alejandro Sanz ya levantaba pasiones entonces, algo que se dejó ver en las colas que durante todo el día se dejaron ver en torno a La Puentecilla. Lágrimas gritos y aplausos acompañaron la salida al escenario del cantante, que no cantó solo ni una de las 20 canciones que interpretó en aquella gira de presentación de ‘3’, curiosamente su tercer disco (o al menos de forma oficial, ya que bajo el sobrenombre de Alejandro Magno había lanzado un álbum de flamenco tecno en 1988).

Aún no habían llegado los que ahora son los grandes éxitos de la carrera del artista, pero el eterno sufrimiento amoroso al que cantaba entonces dejó temas como ‘Pisando fuerte’ o ‘Viviendo deprisa’ que aún hoy entran en los favoritos de las fans.
Volver arriba

Te recomendamos

Newsletter