Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad

Pintura cargada de símbolos

Pintura cargada de símbolos

CULTURAS IR

La artista burgalesa Mariangel González expone estos días en la Fundación Vela Zanetti. | VICENTE GARCÍA Ampliar imagen La artista burgalesa Mariangel González expone estos días en la Fundación Vela Zanetti. | VICENTE GARCÍA
Vicente García | 16/04/2019 A A
Imprimir
Pintura cargada de símbolos
Arte contemporáneo La Fundación Vela Zanetti acoge hasta el próximo 24 de abril la exposición de la pintora burgalesa Mariangel González ‘Retazos en el tiempo’
La exposición de la pintora burgalesa Mariangel González ‘Retazos en el tiempo’, que se puede contemplar en la sala de la Fundación Vela Zanetti hasta el día 24 de abril, es una exposición que parte a su vez de otras tres colecciones anteriores, mucho más completa, que estaba proyectada para el Auditorio pero que al final ha recalado en Vela Zanetti. ‘Retazos en el tiempo’ nace a partir de ‘Detener el tiempo’, ‘Retazos en la memoria’ y ‘Reflejos transitorios’ en las que de un modo u otro intenta mostrar el paso del tiempo y sus efectos sobre todo lo que nos rodea. Ya desde el comienzo de la exposición la autora coloca tres lienzos, uno por apartado que son el reflejo de cada uno de ellos. Toda la exposición está compuesta por óleos, aunque hay un grupo de cuatro dibujos a plumilla.

Es en esa detención del tiempo, señalada tanto en el óleo que abre la exposición, donde una mano trata de detener el paso del tiempo, que se representa como un reloj que iremos viento en muchos de los cuadros, y que va a volver a verse en una de las láminas realizadas a plumilla, con el mismo motivo.

Además en ‘Pandemónium’ trata de representar una batalla medieval donde las personas se matan con gran sufrimiento, mientras que en otros muestra la mujer y el paso del tiempo, mujer embarazada prisionera de los cambios de su cuerpo, con miedo a la oscuridad de la noche que la agobia y que la acosa. Además muestra alimentos en un estado natural: aquellas uvas envueltas en plástico, huevos, mitad enteros, mitad usados y sobre todo ‘La pausa’, un óleo pintado hace muchos años en donde se contempla a una joven rockera vendedora de cupones, junto con una máquina tragaperras donde se contrastan dos formas diferentes de ver el juego.

‘Reflejos transitorios’ habla de un pasado cercano que nada tiene que ver con el actual, marcado a su vez por un tiempo que señala el pequeño reloj que aparece en casi todos sus lienzos, deja constancia de una época que está influyendo en la actual con una serie de símbolos sobre el partido socialista, incluyendo la pérdida de la O de obrero, otra de las piezas de esta serie muestra una casa deshabitada y destrozada por la desidia y el abandono del tiempo tras haber expulsado duramente a sus moradores, su título ‘Desahucio’ da a entender todo el sufrimiento que producen en las personas para nada, pues tras ello las dejan vacías arruinándose poco a poco, mientras un reloj marca el tiempo del abandono. Por último en esta serie hay un plato con ciruelas pochas, que han quedado al sol y han perdido su encanto, de nuevo el tiempo inexorable haciendo perder algo que en un tiempo tuvo un determinado valor.

La serie ‘Retazos de la memoria’ tiene su inicio en una imagen en la que una mujer está mirando su teléfono móvil reflejado en su ojo que se proyecta de forma infinita a través de los reflejos, mientras que ella la contempla asombrada, diciendo «no puede ser», otra de las piezas de esta serie ‘Me agobio’ representa a una mujer encajonada por todos los elementos que la acosan y no le dejan respirar. Tiene además piezas reivindicativas como ‘Verano en el pueblo’, donde a través de la imagen de una mujer trata de mostrar la lucha contra un punto negro de tráfico, o ‘El rapto’, donde se muestra como alguien quiere raptar a una mujer contra su voluntad, o ‘Pensamientos’, donde muestra a un ama de casa en una tarea cotidiana pensando en su vida.

Su obra muestra una realidad desde el punto de vista femenino y protesta contra muchos de los problemas que la sociedad le impone, es además una pintura cargada de símbolos, el más recurrente es el del reloj marcando el paso inexorable del tiempo y las manos tratando de detenerlo, así como otros, la lata de Coca-Cola que muestra la dominación por la cultura americana, el periódico, la rosa…
Volver arriba
Newsletter