Publicidad
Pintando emociones

Pintando emociones

CULTURAS IR

La artista Ana Martínez Córdoba junto a una de las obras que expone actualmente en la galería Alemi. | VICENTE GARCÍA Ampliar imagen La artista Ana Martínez Córdoba junto a una de las obras que expone actualmente en la galería Alemi. | VICENTE GARCÍA
Vicente García | 09/06/2021 A A
Imprimir
Pintando emociones
Arte Ana Martínez Córdoba expone en la galería de arte Alemi de la plaza de San Marcelo su obra más reciente centrada en los sentimientos y que se presenta bajo el título ‘Tal como soy’
Comienza una nueva exposición en la galería de arte Alemi de una pintora que ha cambiado su estilo al cambiar su vida. Si en un principio se dedicaba a la pintura naif, la vida la ha llevado a mostrar en el lienzo sus emociones de una manera personal y poco convencional.

Para ella el cambio de estilo ha sido un cambio personal, como dice: «cuando pintas naif  eres naif y llega un momento que la vida te hace dejar de ser naif, así que te planteas las cosas de otra manera. Entonces empecé a pintar de dentro a fuera y en lugar de pintar un paisaje pintaba una sensación que yo tenía y olvidándome sobre todo de las normas establecidas para la pintura o para cualquier trabajo, siendo libre a la hora de pintar». Se trata de hacer un tipo de pintura personal, sin ajustarse a la normativa, con la que rompe por completo, buscando su propia expresividad a partir de su mundo interior.

Le gusta pintar con música, sobre todo celta o medieval, y la música le lleva a realizar las líneas y los dibujos, a moldear los cuadros y darles unos colores ajustados a sus vivencias, relajándose con el sonido musical y con su frase: «siempre digo lo mismo: el lienzo en blanco me convierto en una línea negra y me dejo llevar al ritmo de la música. Entonces no pretendo expresar nada concreto, no pretendo denunciar una situación ni pintar tristeza, ni nada, simplemente dejarme llevar».

Las emociones las tiene asociadas a los colores y cada una de ellas parte de un color, sobre todo en la serie de diez cuadros que pertenecen a un proyecto que están realizando el escritor Jesús Aguilera y ella sobre el mundo de las emociones. Jesús Aguilera ha escrito diez relatos y Ana Martínez ha pintado diez cuadros con cada una de las emociones. Esos diez cuadros los ha traído a la exposición, y podemos ver la euforia, la ternura, el miedo, la ilusión, la vergüenza, la soledad, la serenidad, el silencio, el deseo y la resiliencia, que tienen todos ellos elementos comunes, como son la luna, «la luna para mí es fundamental, pues es la luz, el aire, la vida…», explica. Otro elemento común a los diez cuadros son las líneas horizontales en su parte inferior, «que es la base, la tierra, las raíces, el lugar donde se sustenta todo lo demás», comenta. Un elemento más es su propia línea que conserva en todos sus cuadros. Por último el papel, que «es el papel que todos tenemos en la vida», nos dice.

Además podemos contemplar otras piezas en la exposición como la ‘Lluvia de valores sobre una ciudad gris’, que ha servido de portada de su libro ‘Debajo de mi piel’, de 2020, en el que desgrana hermosos textos que se combinan perfectamente con sus dibujos, un recorrido por las estancias de su vida como lo fue su primer libro ‘Rosa y negro’, una novela autobiográfica publicada por ella misma en 2016, en la que muestra ese estilo tan propio y personal.

Tiene además una serie de cuadros de árboles, reminiscencia de su etapa naif, aunque modelada desde su visión actual y otra serie de pequeños dibujos llenos de colores que nos muestran su amor por los juegos de los diferentes tonos y colores.

Cuenta que la pandemia la ha pillado trabajando y ha servido para que elaborase muchos materiales para sus próximas exposiciones y muestras. Los escritores y los pintores hacen su trabajo en soledad y ella se ha dedicado en cuerpo y alma a ese trabajo, por lo que la enfermedad, que también ha sufrido, no la ha afectado negativamente, sino todo lo contrario. «Para mi la pandemia ha sido enfrentarme a la soledad en mi estudio pintando y escribiendo, la mitad de estos cuadros son de la pandemia, porque para mí lo importante no es exponer mi obra, sino hacerla y en ese aspecto la pandemia ha sido muy enriquecedora», nos comenta.

Tiene una vida en la que la pintura y la escritura van de la mano y dice que si la dieran a elegir entre pintura y escritura elegiría ambas cosas y en ello está. Le gustaría seguir aprovechando el tiempo que tiene y trabajar creando nuevos textos y nuevos cuadros.

La exposición ‘Tal como soy’ de Ana Martínez Córdoba se podrá visitar en la galería Alemi hasta el día 23 de junio, es una exposición que merece la pena contemplar y detenerse en ella.
Volver arriba
Newsletter