Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad

Pilar García Conde: "Me están enterrando en vida"

Pilar García Conde: "Me están enterrando en vida"

ACTUALIDAD IR

Imagen con la que se ilustra la recogida de firmas en Change.org | L.N.C. Ampliar imagen Imagen con la que se ilustra la recogida de firmas en Change.org | L.N.C.
Estefanía Niño | 28/02/2017 A A
Imprimir
Pilar García Conde: "Me están enterrando en vida"
Cistierna La vecina, de 85 años, será desahuciada el lunes de su vivienda de por la ejecución de una "absurda" sentencia judicial
Pilar García Conde, vecina de Cistierna y de 85 años de edad, será desahuciada de su vivienda el próximo lunes 6 de marzo si nada lo impide. No se trata de un desahucio como los que estamos acostumbrados a ver en las noticias, por temas económicos, sino la ejecución de una sentencia absurda. Todo se debe a un enfrentamiento con la familia de su difunto esposo y a una decisión judicial por la cual, la que ha sido su casa, dejará de serlo.

Pilar no puede contener las lágrimas al explicar su situación. Su nerviosismo es más que evidente. "Me están enterrando en vida", solloza. Su situación se debe a un asunto familiar, iniciado por una carbonera que su difunto esposo cedió a una hermana con toda su buena intención. De ahí viene todo. Una parte de la familia de su marido la ha llevado a juicio, reclamando la casa en la que vive, según explica. La sentencia emitida le dejará sin servicio de desagüe, aguas, calefacción y cuatro metros cuadrados de los 45 que tiene su vivienda. En consecuencia, la casa quedará inhabitable y difícilmente podrá incluso acceder a ella, con lo quedará en la calle.

Una parte de la familia de su difunto marido la ha llevado a juicio reclamando la vivienda en la que viveSin embargo, y pese a todo, Pilar no está sola. Tiene el apoyo de sus sobrinos y de sus vecinos, y además de desconocidos que se han sumado a su causa a través de las redes sociales en una recogida de firmas de Change.org. "El pueblo se ha volcado conmigo, y la petición la ha firmado gente de todas partes, hasta de México y Alemania", señala. Pilar ganó el primer juicio, en Cistierna, pero la otra parte recurrió en León y culpan a su abogada de no haber hecho las cosas bien y no haber presentado toda la documentación necesaria. "No puedo vivir así, yo solo le estoy diciendo la verdad", clama al ver que el plazo se acerca. No tiene fuerzas para enfrentarse a algo así y confiesa, que no cree poder estar presente el día en el que se ejecute el fallo.

Sus sobrinos están apoyándola y buscando soluciones. Precisamente una sobrina explicaba a este periódico que hay un halo de esperanza. "La decisión no se ajusta a la ley de urbanismo", y por ello su nuevo abogado ha pedido a la otra parte planos y documentación para que sea evaluada por el Ayuntamiento de Cistierna y poder frenar el proceso. Así, explicó que con la ley de urbanismo en la mano, una vivienda no puede tener una entrada de menos de 90 centímetros, cuando la de su tía quedaría en 80 y en la documentación se ha puesto que tiene 93 centímetros. Irregularidades que esperan poder demostrar y dar la vuelta a la situación. "Tenemos la esperanza de que esto se pueda parar de aquí al lunes", asegura.

Hace poco más de cuatro días se iniciaba una campaña de recogida de firmas a través de la plataforma Change.org para pedir al Ayuntamiento de Cistierna que evite que Pilar se vea obligada a abandonar su casa. En la petición se explica el caso de Pilar y su historia ha corrido como la pólvora por las redes sociales.

Lunes, a las 09:30 horas


En solo 24 horas, la petición conseguía 1.700 firmas. Una cifra que ha ido creciendo, y es que hasta ayer martes se habían conseguido 2.451 firmantes para que no se lleve a cabo la ejecución de la sentencia. Si nada lo impide, la ejecución de la sentencia se llevará a cabo el próximo lunes 6 de marzo a las 09:30 de la mañana en su casa, situada en la calle San Guillermo número 27 de la localidad de Cistierna.
Volver arriba
Newsletter