Publicidad
Piden rueda de reconocimiento para dar con el tercer agresor de la conserje de un colegio ponferradino

Piden rueda de reconocimiento para dar con el tercer agresor de la conserje de un colegio ponferradino

EL BIERZO IR

La conserje atacada en la manifestación que se convocó en el colegio para arroparla. | ICAL Ampliar imagen La conserje atacada en la manifestación que se convocó en el colegio para arroparla. | ICAL
Mar Iglesias | 03/05/2017 A A
Imprimir
Piden rueda de reconocimiento para dar con el tercer agresor de la conserje de un colegio ponferradino
Sucesos La víctima trabajaba y vivía en el colegio de Cuatrovientos donde dos menores y un joven le robaron y agredieron
A la espera del señalamiento del juicio por la agresión que dos menores y un adulto propinaron a la conserje del colegio Jesús Maestro de Cuatrovientos a finales del año pasado y que se instruye en León, sigue sin localizarse al tercer implicado.

La acusación ha solicitado una rueda de reconocimiento para conseguir su detención, puesto que la víctima «lo puede identificar a la perfección», dice la abogada de la acusación, Ruth Santín, y, al parecer, el joven estaría en la ciudad. Aunque Santín asegura que hasta la localización del presunto agresor, el mayor de edad de los tres implicados, no solicitarán pena, sí adelanta que se le acusará «por un delito de lesiones» sobre la conserje a la que él y sus dos compañeras menores robaron tras engañarle y después le propinaron una paliza dentro del propio recinto educativo. Lo hicieron usando incluso una cadena en un puño que la dejó en el suelo, después de que se hicieran con el dinero en metálico que localizaron en su bolso.  

La conserje tuvo que estar de baja por los hechos aunque, según Santín, ya se ha reincorporado al trabajo hace un mes.  «Le ha costado mucho volver a la normalidad», dice Santín «porque la agresión se produjo a la puerta de su casa», ya que la vivienda de la conserje está dentro del recinto escolar al que accedieron los atacantes. Ahora, la acusación plantea solicitar  para las dos menores «internamiento terapéutico cerrado» aunque es una pena «bastante difícil de conseguir», comenta Santín, a la que suma una orden de alejamiento a la agredida por seis meses y la indemnización «que se considere por las lesiones padecidas», explica Santín. Era la primera vez que ocurría un hecho de estas características, pero hizo saltar las alarmas sobre la seguridad en el centro a raíz de esta agresión que sufría la conserje, después de 18 años trabajando en el centro y por parte de una identificada como ex alumna del mismo.

La comunidad educativa salió a la calle tras el suceso pidiendo más vigilancia en el colegio, puesto que el acceso al patio es fácil. Padres, docentes y alumnos arroparon a la conserje tras el suceso que incluso provocó la solicitud de establecer cámaras de videovigilancia en los patios para controlar la seguridad de los mismos. Esa primera idea no fraguó, por la imposibilidad de cumplir con las leyes sobre protección de imagen, pero sí se idearon nuevas fórmulas para mejorar esa seguridad en el colegio, que  para la comunidad educativa está tardando.En este tiempo, se han repetido actos vandálicos como pintadas en las fachadas del centro que han vuelto a sacar a la luz la necesidad de regular la entrada al recinto escolar en momentos en los que el colegio no se esté utilizando para la tarea docente. El Ayuntamiento de Ponferrada se comprometió a estancar esa zona con una valla perimetral que colocará en breve, pero también se plantea establecer, en todos los centros, horarios de apertura, sobre todo de cara al verano, cuando no hay clase y las zonas para realizar actividades deportivas se utilizan por personas de fuera del colegio.
Volver arriba
Newsletter