Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad

Pico Cerroso

Pico Cerroso

LNC VERANO IR

Vistas desde la cumbre. | VICENTE GARCÍA Ampliar imagen Vistas desde la cumbre. | VICENTE GARCÍA
Vicente García | 10/05/2019 A A
Imprimir
Pico Cerroso
La ruta de la semana Una cumbre al este de la provincia en la cuenca del río Esla
La zona alta del Esla, antes de la presa de Riaño es de una belleza espectacular, varias rutas se han visto en estas mismas páginas y en esta ocasión se presenta una cumbre con una visión del entorno claramente magnífica. Una ruta algo exigente para quiendes deseen pasear, debido al fuerte desnivel tanto de subida como de bajada con un entorno muy particular en sus montañas y valles. La localidad de Argovejo, inicio y final de la ruta, es un lugar singular que hay que conocer y visitar, pues tiene zonas muy hermosas para pasear y disfrutar de la Naturaleza.

Comienza la ruta en la localidad de Argovejo, donde hay una fuente con un agua excelente y desde la plaza se sale en dirección Este, dejando el arroyo a la izquierda. Después de haber andado poco menos de medio kilómetro por buen camino hay un cruce, donde se debe seguir por el camino de la derecha, para entrar en el valle de la Trapa. Después de un portillo de madera se cruza el arroyo y se comienza a subir por la ladera de la izquierda, dejando el arroyo a la derecha y se va a seguir por buen camino a lo largo de casi tres kilómetros, con la Peña de los Avellanales a la izquierda y las rocas de Peña Escricia a la izquierda, con un hermoso sabinar que se irá viendo durante el recorrido.

Al dar un giro en el camino se encuentra una caseta, y cerca de ella, por un camino poco marcado que sigue recto, el camino se ve bien girando a la derecha, poco después hay una zona llana que no hay que seguir, sino tomar un camino muy bien marcado hacia la izquierda que va donde se encuentra un cartel que indica una bifurcación, con un sendero apenas perceptible hacia Remolina y el camino que sigue por el valle de la Trapa hacia el Cerroso y se interna en un hayedo, siempre cuesta arriba, para poco después pasar frente a las aristas rocosas de las peñas de los Avellanales, poco después salir y al final convertirse en un sendero que sigue por la izquierda, superando un valle muy empinado, casi vertical hasta llegar a un pequeño collado en el que en estos momentos de primavera hay restos de lagunillas posiblemente del deshielo, ya en en zonas más altas aún resiste la nieve.

Se continúa subiendo por una zona que tiene vistas hacia el pueblo de Argovejo y se sigue por un valle que asciende hacia la izquierda, se trata de una de las colladas de la Trapa, y a partir de ese punto, ya a 1.691 metros, se va hacia la derecha por el lado opuesto al que se había subido hasta el momento, en dirección sur por zona rocosa, y que no se anda del todo bien, pero se puede seguir progresando poco a poco tratando de buscar los mejores puntos para la ascensión sin necesitar usar las manos.

Al final ya se puede ver el vértice geodésico de la cumbre y el camino se hace más llevadero con zonas de praderío y pendiente algo más suave, hasta que al final se alcanza la cima de 1.838 metros, con el vértice geodésico antes citado y tres buzones de otros tantos clubs montañeros de la zona: Montañeros de Taranilla, los Rejos y montañeros de Argovejo.
La vista desde la cumbre es excelente con picos como el Moro, Peña Rionda, Roscas, Peña Villa y el Peñacorada al sur, al Este las montañas palentinas como el Espigüete, Curavacas y la Sierra del Brezo. Y al norte las Pintas, el Jaido, los Janos, los Picos de Europa al fondo, los Picos de Mampodre, Peña Ten, el Susarón, las montañas de San Isidro y Vegarada, al Oeste Peña Ubiña, Peña Canga, Polvoredo y el Teleno. Una visión general de la montaña leonesa y palentina.

Para el descenso se sigue en dirección Sur y más tarde algo hacia el Este por buen terreno hasta entrar en una zona rocosa en la que se deben seguir los hitos, pues es muy farragosa con continuas bajadas y revueltas hasta alcanzar la collada de Argovejo o de Ocejo, según desde donde se mire, llegar bajo las laderas de Peña Rionda y bajar por los caminos que llevan al valle que baja del Pico Roscas, llegando casi hasta el valle. Se podría bajar arroyo abajo por las Escaleras, pero lo complicado del terreno y la abundancia de agua del deshielo aconsejan seguir por el Contadero, para ello es necesario subir hasta los pastizales de ese valle, y bajar por el mismo hasta el lugar donde se hacia el recuento de los ganados, un paso estrecho para un solo animal. Desde allí se baja ligeramente para ascender hacia la izquierda donde se ve un paso hacia el hayedo. El sendero del hayedo está bien marcado como senda del Tejedo y se sigue un buen tramo hasta que se sale a un vallejo en el que hay que pasar bajo una cerca de animales. Aunque el camino del Tejedo sigue hacia otros valles conviene abandonarlo y bajar por el vallejo, perdiendo altura hasta llegar al arroyo donde un sendero lleva al camino de la Trapa y tras cruzar la cerca de madera se llega a Argovejo donde finaliza la ruta.
Volver arriba
Newsletter